Dele buen uso a un plato satelital desechado
     

Fig. 1: Estos antiguos platos satelitales ahora tienen un nuevo uso.
Si usted realiza cualquier clase de cobertura de eventos deportivos en vivo, préstele atención a este proyecto de Frank Hertel de Newman-Kees. No cuesta mucho, no lleva mucho tiempo (menos de una hora) y el resultado es un micrófono parabólico que le dará a sus remotos de deportes un sonido ambiente de la cancha o pista que hará la diferencia.
Fig. 2: Primero, quite el ensamblaje de la electrónica y la corneta alimentadora.


Primero es preciso localizar el plato en desuso, tal como muestra la Fig. 1. Junto con el plato, necesitará algunos trozos de tubo de cobre de 1/2 pulgada y un par de juntas de 1/2 pulgada.

Aquí los comentarios son acompañados por las imágenes correspondientes pero también se puede usar la imaginación. Como lo presentamos en este artículo, el micrófono parabólico funciona bien; sin embargo, existen formas de mejorarlo. Un plato más profundo ofrecerá un patrón de captura más direccional, pero prácticamente cualquier plato puede servir. Para este proyecto, Frank utilizó un micrófono omnidireccional. Un micrófono direccional o cardioide podría ser una mejora, o tal vez no. Basta con intentar y ver.

Comencemos con el plato limpio y en la mano. El primer paso, según muestra la Fig. 2, es quitar el ensamblaje de la corneta de alimentación y el módulo de la electrónica del plato. Guarde el anillo de soporte circular, según muestra la Fig. 3, ya que se utilizará como una plantilla para fabricar un plato de relleno para el orificio en donde estaba montada la corneta de alimentación.
Fig. 3: Guarde el anillo metálico de soporte.


Fig. 4: Utilice el anillo para delinear un panel de relleno cuidadosamente.
Utilizando un trozo de aluminio desechado, delinee el anillo de soporte y recórtelo, como muestra la Fig. 4. La Fig. 5 muestra cómo se arena dicho plato de relleno de bordes ásperos para darle terminación a la cubierta del orificio.

Atornille el relleno al plato, con cuatro tornillos #6x32, arandelas y tuercas, según muestra la Fig. 6.

En este punto comienza el trabajo para fabricar el soporte del micrófono. Como muestra la Fig. 7, corte un trozo de 1 pulgada y 1/4 de tubo de cobre de media pulgada. Una vez asegurado el tubo de cobre en un tornillo de banco, corte con una sierra un extremo hasta llegar a la profundidad de la hoja de la sierra con marco.

Fig. 5: Corte, moldee y alise el panel de relleno.
A continuación, empuje con fuerza el extremo cortado con la sierra en un adaptador de micrófono, como muestra la Fig. 8. Esto inicialmente lo moldeará al tamaño indicado. Después de retirar el tubo de cobre del adaptador de micrófono, se verá como el trozo de la Fig. 9.

Fig. 6: Fije el panel de relleno al plato, con cuatro tornillos y tuercas #6x32.
La Fig. 10 muestra cómo doblar levemente los extremos cortados con la sierra, lo cual asegurará el adaptador de micrófono.

Y ahora, a armar. Frank descubrió que para este tamaño de plato, el trozo de cobre es de unos 23 centímetros de largo. Este plato playo tiene un enfoque amplio. Como muestra la Fig. 11, coloque un montaje de 90 grados en el plato. Inserte el tubo de cobre de 9 pulgadas y conecte un codo de 45 grados en el otro extremo del tubo. En el otro extremo del acoplamiento de 45 grados, inserte el adaptador de micrófono que acaba de modificar.
Fig. 7: Corte con sierra un extremo del tubo de soporte de cobre.


La Fig. 12 muestra el producto terminado, con el adaptador de micrófono agregado y el micrófono en posición de prueba.

Fig: 8: Empuje con fuerza el tubo cortado con la sierra en el adaptador del micrófono.
A pesar de que uno pensaría que las juntas de cobre pueden soldarse, Frank sugiere asegurarlas con tornillos autorroscantes #6x3/8. Gracias a esto, el armado o rearmado será sencillo, en el caso de que deban realizarse cambios para dar cabida a micrófonos diferentes. A pesar de que el adaptador portamicrófono cortado con la sierra sostiene bien el adaptador de micrófono roscado, Frank sugiere usar epoxi en dicho ensamblaje, lo cual evitará que el micrófono gire fuera del eje.

Fig. 9: El tubo de cobre cortado con la sierra una vez retirado del adaptador del micrófono
Frank iba a quitar el sistema de anillo de soporte tubular, pero descubrió que es una forma sencilla de sostener y direccionar el micrófono parabólico, y también sirve como un buen soporte protector al apoyar el plato. Frank agrega que existe un lugar amplio detrás del plato para agregar un preamplificador de micrófono activado por baterías, un limitador e incluso un monitor de auriculares para el operador.

Fig. 10: Suavemente doble los extremos para que calce bien ajustado..
Frank termina su proyecto ofreciendo con una sugerencia de construcción más. Para cancelar el ruido ambiente o de manejo, puede colocar en paralelo un segundo micrófono omnidireccional. Este segundo micrófono debe montarse en la parte superior del plato y cablearse fuera de fase. Si vincula los dos micrófonos, el ruido común se cancelará. El micrófono parabólico será el único micrófono que “escuchará” el sonido en cuya dirección se apunte. Este es un truco de refuerzo de sonido/teatro antiguo, y funciona bastante bien.

Fig. 11: Ensamble los componentes
Solicítele a un joven o una joven del equipo de atletismo que recorra por la cancha rápidamente, apuntando el parabólico a los jugadores y luego mezcle esa acción en vivo con sus transmisiones deportivas. Los eventos deportivos realmente cobrarán vida.

Fig. 12: El producto terminado, listo para ser probado..
Gracias, Frank, por enseñarnos cómo aprovechar equipos en desuso.

John Bisset

Rating People: 0   Average Rating:     
Comment List:


Post your comment

Your Name:  Required
Your Mail:       Your email will not be published.
Your Site:    

max. 800 characters


Posts are reviewed before publication, typically the next business morning. Radio World encourages multiple viewpoints, though a post will be blocked if it contains abusive language, or is repetitive or spam. Thank you for commenting!