DXpediciones: en busca de señales elusivas
     

DXistas Alfredo Locatelli y Horacio Nigro (derecha) en una DXpedición en Uruguay en los años 80
MONTEVIDEO, Uruguay — Horacio Nigro es un operador radioaficionado de Uruguay (secuencia identificatoria: CX3BZ), oyente/bloguero de radio de onda corta internacional en La Galena del Sur y un ávido fanático de “DXpediciones”.

Por James Careless

Ya sea que uno vaya solo o acompañado por otros entusiastas de la radio, las DXpediciones son viajes a zonas escasamente pobladas y de baja interferencia (que requieren suministros tales como equipos radiales sofisticados y antenas de hilo largo).

En cuanto a la expresión “DXpedición”, DX es un antiguo término de Código Morse para la palabra “distancia”, y “DXista” es el radioaficionado que busca señales radiales distantes.

“Comencé mi propia saga de DXpediciones personales yendo a Valizas, un pequeño poblado al lado del mar en la costa atlántica de Uruguay, con un receptor de comunicaciones Kenwood R600 y mi primera antena Beverage”, dijo Nigro. Una antena Beverage es una antena de hilo horizontal muy grande y sensible, que requiere cientos de metros de espacio lineal para una implementación óptima. “Era fundamental captar las primeras emisoras de onda media cruzando el Atlántico y también en Medio Oriente”. Nigro también pudo recibir señales débiles de FM distantes de Puerto Rico, Chile y Venezuela, llevadas más allá de su rango de línea de visión normal por condiciones extrañas en la ionósfera del lugar. “Estos momentos, como un todo, son imposibles de olvidar en mi carrera como DXista”, agregó.

El periodista finlandés Mike Mäkeläinen es otro entusiasta de la radio y DXpedicionista, más conocido por su sitio de escucha radial acreditado. “He sido un DXista desde fines de los 70, cuando la radio de onda corta era una ventana al mundo para mí”, dijo.

Una foto reciente de Horacio Nigro en Valizas, Uruguay
Con el advenimiento de la TV satelital e Internet, el estado de la radio de onda corta como única fuente de difusiones internacionales de la persona promedio fue suplantado. Ello motivó a Mäkeläinen a comenzar a rastrear las señales de radio remotas para mantener viva y satisfecha su pasión DX.

“Según cómo uno cuente, he recogido verificaciones de casi 4400 emisoras de transmisión de onda corta y AM de todo el mundo, casi el 90 por ciento de las cuales provenían de fuera de Europa”, agregó. “Cada invierno paso una semana o dos en Lapland, Finlandia del norte (sobre el Círculo Polar Ártico), haciendo DXpediciones que son lo más sobresaliente de mi pasatiempo en el año”.

Prithwiraj Purkayastha de Assam, India, también es un DXista dedicado; tanto que ha pasado de ser un mero oyente a ser el productor y presentador de “Indian DX Report” en Adventist World Radio y KBS World Radio del servicio de onda corta mundial, esta última una emisora de onda corta que transmite desde Corea del Sur.

En enero de 2012, Purkayastha viajó casi 1000 kilómetros desde Assam para una DXpedición en Mandarmani, en el extremo sur de la línea costera de Bengala Occidental, junto con miembros colaboradores del Indian DX Club International.

El campamento DX de Mika Mäkeläinen
“No sólo escuchamos emisoras de Brasil, sino que también escuchamos señales de emisoras radiales internacionales desde Laos, Indonesia, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Perú, Madagascar, Omán, Baréin, Botsuana, Armenia, Mali, Israel, Sudán, Zambia, Túnez, Etiopía, Ruanda, Alemania y Rumania”, dijo. Purkayastha ha publicado un informe sobre esta DXpedición en www.idxci.in/mandarmani-dxpedition-3.

Al igual que los clubes de servicios y los deportes en equipo, las DXpediciones pueden ser una buena excusa para hacerse una escapada de fin de semana. Pero a diferencia de los clubes y los deportes, las DXpediciones les dan a los radioaficionados una oportunidad de “embolsar las grandes señales”, aquellas que no pueden recibir en el hogar debido a señales que interfieren y al ruido de la alimentación eléctrica, y la falta de espacio para instalar antenas de hilo realmente largo. Además, ser capaz de pasar algunos días escuchando señales distantes les permite aprovechar cambios ocasionales en la ionósfera que mejoran la propagación de las señales.

Mika Mäkeläinen a la intemperie en el norte de Finlandia, el país de DX
Para hacer las capturas, los DXpedicionistas llevan radios, sintonizadores de antenas, y montones de hilo de antena cuando emprenden un viaje. Las radios que llevan pueden ser desde sofisticadas radios digitales de pulsadores de entrada directa hasta antiguas radios de tubos con grandes cuadrantes, tubos calientes y una corpulencia que hace que sean cualquier cosa menos portátiles.

Las radios baratas también son bienvenidas, dado que una DXpedición es una oportunidad excelente para probar el rendimiento real de las radios, comparando unas con otras. Más de un DXista se ha sorprendido al enterarse de que en algunos casos, cuanto más barato un equipo mejor el desempeño (superando al de un receptor de alta gama).

También se debe llevar comida, bebidas (a menudo de origen alcohólico) y ropa de cama, así como ropa protectora. Esto se debe a que los mejores sitios DX a menudo son los más intimidatorios, como el campamento (una cabaña calefaccionada de dos habitaciones) de DX de Mäkeläinen en Lapland sobre el Círculo Polar Ártico.

Una antena externa colocada durante la DXpedición a Mandarmani, India 2012.
“La cabaña tiene unos 12 kilómetros de antenas Beverage altamente direccionales y montones de cosas técnicas, incluso computadoras portátiles a partir de la siguiente temporada, de modo que hemos tratado verdaderamente de facilitar las cosas lo más posible para que cualquier persona pueda disfrutar este aspecto del pasatiempo”, agregó. “Las visitas internacionales también son bienvenidas, ya tuvimos una y esperamos algunas más durante la próxima temporada”. Hay más detalles en inglés aquí. En realidad, la mayoría de los sitios DX son campamentos temporales, que requieren de carpas y otras provisiones que deben ser traídas. Los DXistas inteligentes son conocidos por inclinarse por las playas a la orilla del mar en climas más cálidos: el océano es una buena trayectoria para señales de larga distancia, donde uno también puede nadar y broncearse además de escuchar radio.

Captar señales extrañas no es suficiente: los verdaderos DXistas envían prueba de sus éxitos de recepción a las emisoras que captaron, con el fin de obtener confirmaciones escritas a vuelta de correo. Tal informe de confirmación, tradicionalmente una postal, se conoce como “QSL”.

DXpedicionistas en sintonía con el mundo
En el pasado era excluyente incluir en los informes escritos el detalle de lo escuchado y la ID de la emisora, así como detalles de cuán bien se había recibido la señal. En la actualidad, “si uno graba la ID de la emisora y la envía a la emisora, es prueba suficiente de haber captado la señal, incluso si uno sólo puede escuchar la señal durante 20-30 segundos”, dijo Mäkeläinen.

¿Qué clase de capturas DX han logrado estos DXpedicionistas? En Finlandia, “captar WCNB de Connersville, Ind., en 1580 AM con 4,6 vatios de potencia, confirmado por el ingeniero en jefe de la emisora, quien es también un DXista, fue una sorpresa muy agradable en 1995”, dijo Mäkeläinen.

“Otra captura memorable fue escuchar Tonga en 1017 kHz en 1998, después de lo cual los DXistas escandinavos comenzaron seriamente a buscar incluso las islas más pequeñas del Pacífico. Algunas otras emisoras son memorables debido a sus verificaciones, tales como la emisora de onda corta de Bolivia Radio Eco, que hace mucho tiempo me envió un pequeño cocodrilo de peluche”.

“He recibido una confirmación de ‘Volcano Radio’ en la Isla de Ascensión, en respuesta a mi informe de escucha. Escuché dicha emisora gracias a que una emisora local se mantuvo sin transmisión durante unas horas debido a un mantenimiento”, dijo Nigro. “También tengo en mi colección tarjetas QSL que llegaron como respuesta desde Radio Valladolid en España, Radio Montecarlo y Suiza”.

En la actualidad, en la era de Internet, las DXpediciones siguen atrayendo a entusiastas de la radio por el mismo motivo que los fanáticos de la pesca siguen “intentando cazar el pez grande”.

“Incluso después de decenas de DXpediciones, todavía encuentro algo interesante cada vez que voy a Lapland”, dijo Mäkeläinen. “Por ejemplo, la última temporada descubrimos un grupo de emisoras de AM de los países de África Oriental que nunca habían sido escuchadas en Europa”.

James Careless es un colaborador frecuente de Radio World y es también DXista. Vive en Ottawa, Canadá. Su captura más apreciada es All India Radio, cuyas señales captó en un campamento en Canadá usando un receptor de onda corta Sangean de US$40 y un metro de cable conectado a un polo de aluminio de una carpa.

Rating People: 0   Average Rating:     
Comment List:


Post your comment

Your Name:  Required
Your Mail:       Your email will not be published.
Your Site:    

max. 800 characters


Posts are reviewed before publication, typically the next business morning. Radio World encourages multiple viewpoints, though a post will be blocked if it contains abusive language, or is repetitive or spam. Thank you for commenting!