Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×

 
 

A las termitas también les gusta el cable

Cuando pensamos en plagas de insectos, lo primero que tal vez se nos viene a la mente sean los saltamontes, las avispas o las abejas. La Fig. 1 nos recuerda otra preocupación las termitas. Incluso el zócalo de las paredes

Cuando pensamos en plagas de insectos, lo primero que tal vez se nos viene a la mente sean los saltamontes, las avispas o las abejas. La Fig. 1 nos recuerda otra preocupación: las termitas.

Incluso el zócalo de las paredes y las ventanas de los estudios pueden ser víctimas de estos insectos desagradables. Busque sus enjambres o sus túneles de lodo seco en las paredes de los edificios.

Fig. 1: Daño ocasionado por las termitas en el borde de la ventana del estudio.

Fig. 2: Un cable enterrado en la arena no parece nada amenazante… No espere hasta que el problema sea realmente grave; busque ayuda profesional de inmediato y salve sus estructuras.

Quizás piense que porque tiene una estructura de cemento o metal no tiene de qué preocuparse. Continúe leyendo para darse cuenta de que no es así.

Fig. 3: …hasta que le quitamos la tierra de encima. Las termitas se han comido la cubierta. Ted Fuller, de Fuller Electronics en Carolina del Norte, se encontraba recientemente en el sitio de transmisión de una emisora que lo había contratado para enrutar nuevamente una sección de cable nuevo Heliax de media pulgada. El cable estaba enterrado en la arena que llenaba una depresión en un piso de cemento. Se muestra en la Figura 2.

Ted tuvo que desenterrar el cable para moverlo. Mientras lo hacía, notó unos desechos que habían dejado unas termitas incrustados en la cubierta del cable Heliax.

Después de limpiarlo, Ted se sorprendió al ver que parte de la cubierta estaba comida, exponiendo el cobre, según muestra la Fig. 3. ¿Puede imaginar que harían si llegaran a la espuma?

Este es otro problema más para mantener ocupados a los ingenieros.

John Bisset

Close