Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×

 
 

Haga una lista y revísela dos veces

Varios lectores me han pedido que desarrolle una lista de control de sitios de transmisión que puedan utilizar los ingenieros principiantes en sus visitas. Éstas son algunas ideas preliminares. No dude en modificarlas para su instalación particular.

Ya sea que se encuentre en el establecimiento para realizar una inspección de rutina o para resolver una emergencia, estas sugerencias le servirán.

Una vez que esté dentro del edificio, antes de tocar o ajustar cualquier equipo, revise todas las lecturas y registre todos los medidores de prueba de los equipos principales. Estos son: el transmisor, el enlace del estudio al transmisor, ISDN u otro equipo de transmisión de programas y el procesador de audio.

El objetivo es crear una serie de pautas de referencia de cuando los equipos funcionan normalmente. Si hay una falla, estas lecturas de referencia lo orientarán para saber que es lo que debe verificar primero.

Si visita el establecimiento porque hubo una falla en un equipo, registre todas las lecturas antes de tocar nada. Use también los ojos, los oídos, el tacto y el olfato para inspeccionar.

¿Siente olor a quemado? ¿Oye una vibración en los relés, o un chirrido en el cojinete del motor del ventilador? Quizás el motor del ventilador ni siquiera está funcionando.

Cuando toca la línea de transmisión rígida, ¿está caliente? (Si está tibia, está bien). Si la línea está caliente al tocarla, esto puede ser un indicio de una falla interna.

En los transmisores con luces piloto o luces LED de estado, tome nota de cuáles están encendidas durante el funcionamiento normal. Esto lo ayudará a determinar de un vistazo si algo anda mal.

Lo mejor es registrar todos estos parámetros en un cuaderno o en una hoja de apuntes. Firme y feche cada inspección. Una compilación de datos de inspección lo puede ayudar a detectar problemas antes de que se presenten. Algunos de estos problemas podrían ser la presencia de tubos blandos, una reducción de la señal recibida del STL o problemas en el suministro de energía.

Luego, con la ayuda de un ingeniero experimentado, elabore un diagrama de flujo para cada establecimiento de transmisión. Ser capaz de observar hacia dónde circula la señal y a través de qué equipos es fundamental para diagnosticar rápidamente una falla.

Un diagrama como este también puede resultarle útil al jefe o director de ingeniería. Si le agrega fotos digitales de los equipos de una instalación en particular, un ingeniero experimentado puede darle indicaciones por teléfono.

Estudiaremos otros puntos de referencia en una próxima columna.

John Bisset

Close