No deje que las baterías corroídas arruinen el equipo

Author:
Publish date:

Los ingenieros nos pasamos la vida lidiando con tantas cosas que a veces nos resulta difícil estar al tanto de todo.

Image placeholder title

Fig. 1: No se preocupe por esta situación desagradable; puede rehabilitar los contactos corroídos.

Por ejemplo, veamos el momento de cambiar las baterías de los equipos. Un ingeniero interno puede optar por un buen método de registro de todos los equipos que utilizan baterías, con una lista de los equipos y el tipo de baterías requerido. Luego, una vez al año, pueden reemplazarse las baterías en toda la planta. Esta práctica funciona como un seguro de bajo costo, y evitará situaciones como la de la Fig. 1.

Se montó este supervisor remoto de temperatura en la pared. A menos que hubiera realmente buscado el inconveniente, lo habría pasado por alto. Habría quedado de esa forma hasta que un día el ingeniero hubiera notado que no estaba funcionando.

Pero, espere. No lo tire. Si tiene un poco de paciencia y unos cinco minutos, puede restaurar los contactos corroídos y dejarlos como nuevos.

Image placeholder title

Fig. 2: Herramientas simples que lo ayudan a combatir la corrosión.

Tome un cepillo de dientes, un poco de bicarbonato de sodio y una botella de agua destilada. Va a ensuciar un poco, por lo que deberá poner una o dos toallas de papel para juntar el polvo de corrosión cuando retire las baterías.

Como se muestra en la Fig. 3, use un destornillador para sacar las baterías suavemente de la caja. (Tenga cuidado de mantener los residuos de la corrosión alejados del rostro, en especial, de los ojos. Es una buena idea utilizar protectores o gafas).

En un extremo de la toalla de papel, esparza una cucharadita de bicarbonato. Agregue un poco de agua destilada para que se forme una pasta. Puede mezclar la pasta con un cepillo de dientes viejo.

Agite el compartimiento de las baterías para eliminar la mayor cantidad de escamas de corrosión como sea posible, como se muestra en la Fig. 4.

Image placeholder title

Fig. 3: Con un destornillador, retire cuidadosamente las baterías.

Image placeholder title

Fig. 4: Raspe suavemente los contactos de las baterías con la mezcla básica de bicarbonato.

Ponga la pasta en el cepillo de dientes y raspe suavemente los contactos de las baterías. Mágicamente, los restos de corrosión desaparecerán. Es posible que deba repetir el proceso un par de veces hasta que los contactos queden limpios.

Image placeholder title

Fig. 5: Use un cepillo pequeño o un cepillo de dientes viejo para remover suavemente la pasta residual del compartimiento de las baterías.

Enjuague el cepillo de dientes con agua destilada y pase el cepillo húmedo sobre los contactos para remover los restos de bicarbonato. Pase una toalla o una servilleta de papel húmedas para eliminar los residuos. Deje el compartimiento abierto y permita que se seque hasta el día siguiente.

Al día siguiente, controle que la zona no haya quedado húmeda. Anote la fecha de las baterías, colóquelas y encienda el equipo.

Asegúrese de que cada dispositivo que utilice baterías (o que tenga un sistema de respaldo con baterías) figure en una lista en el inventario principal de baterías. Cambie las baterías, al menos, una vez al año. Si una batería no funciona de forma adecuada y la potencia de CA falla, el dispositivo no contará con un sistema de respaldo. Esto puede afectar seriamente los sistemas fundamentales como los transmisores o los equipos a control remoto.

Además de mantener un registro de los equipos que funcionan a batería, su registro cumple la función de inventario de baterías. Sabrá exactamente cuántas baterías necesitará y de qué clase antes de abrir los equipos a la hora de reemplazarlas.

-- John Bisset

Related