Pasos para lograr el bienestar de los transmisores - Radio World

Pasos para lograr el bienestar de los transmisores

Author:
Publish date:
Image placeholder title

Mantenga la potencia de salida reflejada lo más bajo posible. Verificar la potencia reflejada de un excitador de FM durante la inspección de un sitio de transmisión es un buen lugar para comenzar.

¿Cómo se encuentra la relación de su excitador con el transmisor? Aquí les brindamos un par de trucos para mejorarla, reduciendo la potencia reflejada desechada. Si la sintonización de entrada del transmisor no puede igualar al excitador en cero vatios reflejados (o casi cero), primero échele un vistazo al cable de interconexión. Los conectores corroídos o mal ajustados pueden contribuir a que no haya coincidencia.

Verifique también el cable de conexión física. He visto ingenieros que sin darse cuenta usan cable coaxial de 75 ohmios para este fin; la salida del excitador y las entradas de transmisor para onda media e instalaciones de FM son de 50 ohmios. Un cable de 75 ohmios provoca una falta de concordancia — ¡ambos cables son iguales a simple vista! Verifique la impedancia comparando el número de pieza del cable. Si el cable está resquebrajado o la cubierta está desgastada, debe reemplazar el cable. Este cable transporta su producto al aire — debe ser impecable. Un último detalle sobre este cable de conexión — existen conectores de 50 ohmios y conectores de 75 ohmios. Nuevamente, verifique el número de pieza para garantizar que sea de 50 ohmios.

En aquellos casos donde el excitador esté cableado en el gabinete de transmisores, verifique y flexione periódicamente este cable de conexión, en busca de rajaduras. El calor del transmisor puede dañar el cable. Una buena política de seguridad es tener un cable de reemplazo a mano, ya medido y cortado, con los conectores ya soldados, en caso de que se necesite un reemplazo.

Algunos transmisores más antiguos no tienen sintonización de entrada variable. En lugar de ello, utilizan redes LC fijas. En este caso, es preciso cambiar el inductor para lograr el mejor emparejamiento. Si realiza cambios en esta red, recuerde que pequeños pliegues o ajustes en la bobina tienen un gran impacto en el emparejamiento; sea moderado.

Ahora que los celulares con cámaras son tan comunes, le sugiero que saque una foto antes de realizar cualquier ajuste y que vaya registrando sus acciones. La concordancia puede estar tan desequilibrada que el transmisor reciba poca potencia.

Una medición de la potencia reflejada de salida del transmisor reviste la misma importancia. En el caso de la salida de transmisor, la potencia reflejada alta por lo general indica problemas de antena o línea de transmisión.

La mejor operación se produce cuando el valor de la potencia reflejada es lo más cercana a cero posible. Sin embargo, en transmisores de potencia más alta, la potencia reflejada podría alcanzar 100 vatios o más (para una salida de 20 kW). La clave de una operación confiable es llevar un registro de todas las indicaciones de medidor durante el funcionamiento normal. La comparación de estas lecturas puede ayudar a diagnosticar problemas antes de que se produzcan.

Image placeholder title

El difunto Steve Schott, usando su magia en un transmisor. Si su transmisor tiene un medidor de potencia directa, verifique que esté leyendo su nivel de potencia correctamente. Si el medidor sólo lee un porcentaje, entonces calcule la potencia de salida usando la fórmula de potencia indirecta (voltaje de placa final x corriente de placa final x eficiencia). El factor de eficiencia puede obtenerse de la hoja de datos de prueba del transmisor, compilados en la fábrica cuando se probó el transmisor.

Si está midiendo la potencia de manera indirecta, publicar este factor de eficiencia es una buena idea, para que siempre quede claro de donde proviene. Si no puede encontrar la hoja de datos de prueba, comuníquese con el fabricante de su transmisor. Los fabricantes más grandes mantienen archivos de esta información y pueden conseguirle una copia para su transmisor.

Si un modelo de transmisor ya no se fabrica más y la hoja de datos de prueba ya no está disponible, recurra al manual de instrucciones, el cual debería tener un cuadro de eficiencia. Además del factor de eficiencia, también es una buena idea mantener una copia de la ganancia de su antena y una nota sobre cómo calculó la potencia radiada efectiva de la emisora.

En el caso de emisoras más antiguas, no es una mala idea volver a verificar estos cálculos. Con el correr de los años, las antenas pueden cambiarse, así como el tamaño de la línea de transmisión. Podría descubrir que está engañando a sus oyentes al no transmitir una potencia suficiente.

El siguiente paso para lograr una buena práctica de ingeniería es tomar las lecturas del conjunto completo de excitador y transmisor. Como se mencionó, estas lecturas pueden ayudarlo a detectar tendencias operativas, evitando un problema antes de que se llegue a un punto catastrófico.

Si el transmisor usa tubos o válvulas, mantenga un registro de los números de serie de los tubos y el medidor horario de filamento cuando se instaló el tubo. La garantía de los tubos se calcula usando estos datos. Mantenga todos estos datos en su libro de registro.

Existe un medidor crucial que debería verificar regularmente si usted se encarga del mantenimiento de un sitio de FM: el medidor de presión de la línea. A veces se encuentra oculto en donde empieza la línea de transmisión cuando ésta ingresa al edificio o puede estar ubicado en el costado de un deshidratador. Este medidor garantiza que exista presión de aire positivo (nitrógeno) en la línea de transmisión. Siempre y cuando la línea de transmisión esté cargada con presión de aire positivo, la humedad no puede introducirse en la línea y se reduce la condensación.

Por lo general a la línea se aplican de 2 a 3 libras por pulgada cuadrada de presión de aire. Pero incluso media libra de aire positivo mantiene la línea cargada. Si este medidor arroja una lectura de cero, allí es donde puede empezar un problema. La humedad que se forma en el interior de la línea de transmisión puede llevar a potencia reflejada y finalmente a la formación de arcos y a la falla de la línea. Diversos fabricantes de deshidratadores/secadores de línea brindan alarmas de presión que pueden cablearse al sistema de control remoto para advertir sobre baja presión de línea.

Para mantener la línea de transmisión cargada, los ingenieros pueden recurrir a tanques de nitrógeno envasado o a un deshidratador/secador de línea. Si el deshidratador funciona de manera continua, o se agota el volumen del tanque de nitrógeno, significa que tiene una fuga. Antes de contratar a personal de torre para que suba a la torre y localice la fuga, tome una botella de limpiador en aerosol y verifique la tubería que va desde el deshidratador o tanque de nitrógeno, pasando por el regulador y el colector de gas, hasta el accesorio de entrada de aire en la línea de transmisión.

Busque un grupo de burbujitas: encontró la fuga. En la mayoría de los casos, las fugas se dan en el interior de los ensamblajes de válvulas, las mangueras o los accesorios en el interior del edificio del transmisor. Buscar fugas a nivel del suelo es mucho más económico que contratar a un equipo que escale la torre.


John Bisset

Related

Image placeholder title

Transmisor de estado sólido para FM

El EM 5000 S de OMB es un transmisor de FM de estado sólido de 5 kW que cuenta con tres amplificadores de potencia independientes de 2 kW, un excitador y una unidad de control en un gabinete de bastidor de 19 pulgadas.

Image placeholder title

Un consejo para propietarios de transmisores MW-1

Generalmente, después de que se suspende la fabricación de un transmisor, desaparece cualquier esperanza de obtener actualizaciones o mejoras. Algunos ingenieros con iniciativa no pueden hacer otra cosa que tratar de solucionar los problemas que surjan. Fig. 1 Agregue este