USUARIOS: Henry Sports Pod resuelve el problema

Author:
Publish date:

Por Mike Dooley

LOS ÁNGELES, California — Hace 10 años que trabajo como ingeniero para las transmisiones radiales caseras de Los Angeles Lakers. Casi cada temporada me encuentro construyendo o intentando mejorar mis cajas de control del micrófono y los auriculares del periodista “hechas en casa”.

Comencé con un botón básico para la “tos” y a partir de allí he seguido mejorarndo con un éxito moderado. Pero este año descubrí el sistema Sports Pod de Henry Engineering.

Cada Sports Pod es una “estación de periodistas deportivos” completa que tiene un botón de encendido/apagado de micrófono, así como un botón de tos (apagado momentáneo), y un botón adicional para un sistema de intercomunicación. Existen dos perillas de volumen para controlar audio configurable “local” y “de retorno”, dos interruptores para configuración izquierda/centro/derecho, y cantidad de opciones para entradas y salidas.

Sólo es preciso alimentar el primer pod de la cadena. El resto se alimenta a través de cables Cat-5 en cadena de margaritas, que también puede transportar hasta dos alimentaciones de audio separadas.

Todas las entradas y salidas se encuentran en la parte posterior de las unidades, gracias a lo cual la parte frontal presenta un aspecto sobrio y despojado. Uso micrófono y auriculares de Sennheiser, de modo que es agradable tener la conexión de micrófono y la de auriculares una al lado de la otra.

Image placeholder title
Image placeholder title

Se encuentran en funcionamiento cinco Sports Pods destinados a: productor, analista de colores, comentarista de jugada a jugada, estadísticas y un espacio para invitados. Una sola fuente de Blackberry podría alimentar a todos los pods, pero opté por usar la unidad Multiphones II de Henry Engineering para distribuir la potencia y el audio usando cables Cat-5. Los tomacorrientes de la mesa de transmisión son pocos, de modo que no tener un wall-wart en cada puesto realmente ayuda a ahorrar espacio. La unidad maestra Multiphones II también brinda un sistema de intercomunicación de tres zonas que puedo usar en el futuro.

Cada puesto de periodista puede controlar una mezcla local de su propio micrófono con una alimentación del audio de retorno desde mi mezcladora, la cual proporciona una mezcla de todos los puestos de periodistas, el audio de la emisora y el audio proveniente del interior del Staples Center, como por ejemplo efectos del campo y la amplificación pública del lugar.

Sin embargo, el periodista de jugada a jugada prefiere escuchar su micrófono aislado en un control de volumen (posprocesador de un compresor/limitador), de modo que le envío ese audio en su entrada local así como un mix-minus de todo lo demás en su entrada “Remote”, lo que le permite crear verdaderamente su propia mezcla.

Este puesto queda en el medio de todos los puestos de periodistas, pero pude personalizar la configuración de su caja (a través del uso de puentes dentro del Sports Pod) para omitir el audio que recibe el resto en los cables Cat-5, y alimentar sus canales personalizados directamente a su caja, sin perturbar el audio en las cajas que se encuentran a continuación de la suya. Es muy práctico y la función es buenísima.

Otras configuraciones de puentes integrados determinan niveles de salida, configuración mono/estéreo y configuran el sistema de intercomunicación.

Los Sports Pods también tienen un interruptor de micrófono remoto y una opción de señalización en una ficha estéreo de 3,5 mm, que me permite ver loa micrófonos que están encendidos o apagados y controlarlos de ser necesario. A tal fin, construí una sencilla caja de conexión. Las fichas a ambos lados deben estar aisladas porque el circuito usa las tres conexiones separadas de toda otra conectividad. El circuito de señalización transporta unos +12 V, brindando muchas opciones para lámparas indicadoras o LED.

Adquirí algunos interruptores en eBay, con lámparas internas de 12 V para las lámparas indicadoras. Es grandioso poder no sólo ver los micrófonos que están encendidos, sino también poder apagar los micrófonos que no deberían estar encendidos. La luz indicadora sigue al interruptor de tos, y se apaga cuando el interruptor de tos se activa. Es una función que siempre he deseado ya que tengo tantos puestos con los que lidiar, pero en el pasado no podía ver fácilmente los micrófonos que estaban encendidos o apagados.

No me es preciso usarlos, pero los interruptores izquierdo/centro/derecho debajo de los potenciómetros de volumen pueden usarse para aislar ese audio particular en canales de auriculares separados. Los interruptores no parecen ser muy robustos, pero probablemente no sería necesario usarlos tan a menudo, según las preferencias del periodista.

Los niveles de salida de preamplificación de micrófono son fuertes y nítidos, y proveen mucho margen en la entrada de mezcladora. Opté por las salidas de nivel de micrófono, pero es probable que explore usar el nivel de línea. Los amplificadores de auriculares en cada caja brindan más que suficiente nivel, incluso para los periodistas más “experimentados”. No creo haber visto alguna vez las perillas de volumen a más del 50 por ciento. Los circuitos de interrupción de micrófono son absolutamente silenciosos. Habría preferido botones que no hicieran “clic” al ser accionados, pero sé que a algunos usuarios les agrada la sensación táctil del “clic” en los interruptores.

Las cajas están bien construidas, y tienen un pie para montaje en mesa disponible, los cuales elegí con el fin de elevarlas un poco por sobre la mesa. Espero con ello evitar problemas ocasionados por derrames de bebidas y presiones de botones accidentales, además de lograr un ángulo de visión más agradable.

Después de tantos años de intentar crear mis propias cajas, estoy muy entusiasmado al poder usar un sistema que tiene todo lo que he deseado (y más) y es mucho más accesible que otras opciones.


Mike Dooley es ingeniero de difusión de Los Angeles Lakers.

Related