Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×

 
 

El Saffire PRO 40 prioriza el valor

La interfaz de preamplificador, conversor y FireWire convierte a este nuevo producto de Focusrite en una inversión muy conveniente

El mercado de productos profesionales de audio está colmado de distintas opciones de interfaces de audio para múltiples canales.

Por Curt Yengst

Claro que existen funciones básicas que son comunes a casi todos estos productos; después de todo, si uno compra un Ford, un Citroën o un Nissan, el automóvil tendrá cuatro ruedas y un motor. ¿Pero qué puede ofrecer un fabricante para que los usuarios elijan su producto entre tantos otros?

Analicé la interfaz de audio y FireWire para múltiples canales del Saffire PRO 40 de Focusrite teniendo esto en mente. ¿Es una interfaz más de E/S o tiene algo especial que la destaca?

El Saffire PRO 40 de Focusrite en la parte superior del bastidor Saffire PRO 40 es una estructura que entra en una unidad de rack con ocho entradas analógicas, cada una con un preampliflicador de micrófono Focusrite y todas usan un combo de enchufes hembra XLR-6,35 milímetros para alojar conectores TRS XLR o de 6,35 milímetros. Dos están en el panel frontal y los seis restantes en la parte posterior. En la parte posterior también se ubican 10 salidas analógicas, todas con enchufes hembras TRS. Incluye además una interfaz E/S óptica ADAT de ocho canales, una E/S digital S/PIDF estéreo y una E/S MIDI.

La E/S ADAT puede configurarse mediante un software como E/S óptica estéreo. El sistema de alimentación es interno (¡no hay que usar transformador!), y puede usarse cualquier cable de alimentación IEC.

El panel frontal incluye, además de las dos primeras entradas, los potenciómetros de ganancia para todas las entradas analógicas. También tiene dos interruptores de botón a presión para alimentación fantasma (cuatro canales cada uno), interruptores pad y para “instrumentos” para los dos primeros canales, ocho medidores de LED para las entradas, un potenciómetro de monitor con controles de “atenuación” y “silenciador”, dos enchufes hembra para auriculares, cada uno con su propio control de nivel.

Personalmente, me gustan las interfaces que incluyen controles de monitoreo, para que el usuario no tenga que comprar otro dispositivo adicional cuando quiere manejar los niveles de los altavoces, auriculares, silenciar el monitoreo, etcétera.

La instalación fue tan difícil como ponerse un sombrero. Bueno, tal vez un poquito más difícil. La unidad incluye un disco con los controladores, el manual, el software para la mezcladora y otros archivos útiles. La instalación del controlador y el software se realizó sin problemas en mi estación de trabajo de audio digital (DAW) basada en Windows XP. Para terminar, sólo tuve que conectar la unidad a través de FireWire y encenderla.

Para ser sincero, la instalé sin siquiera leer las instrucciones. Creo que si puedo hacer funcionar algo sin tener que consultar repetidamente el manual, es una señal de que se trata de un equipo bien diseñado. (Nota: por pura suerte instalé primero el controlador, ya que al leer después el manual descubrí que hacerlo a la inversa hubiera sido muy engorroso. En otras palabras, primero lean el manual.)

Al abrir el programa de control de Saffire PRO 40, pensé que estaba muy bien diseñado, no se ve amontonado y ofrece bastantes opciones de enrutamiento.

El programa de control de Saffiere PRO 40 tiene dos funciones principales: primero, asigna las entradas y salidas, y segundo, puede crear hasta 16 mezclas de monitoreo, para dar seguimiento a una banda numerosa o escuchar la salida estero de la DAW.

Cada mezcla puede enviarse a varias salidas disponibles. En una situación típica, una mezcla puede alimentar los monitores principales, y dos mezclas más completamente diferentes pueden enviarse a cualquiera de los enchufes hembra de los auriculares. El software también permite controlar la velocidad de muestreo (hasta 96 kHz), el estado de la sincronización y otras configuraciones. Las mezclas pueden guardarse para volver a utilizarlas y el disco del software incluye varias configuraciones predefinidas. Otra opción permite guardar una mezcla en el hardware, lo cual posibilita transportar la configuración si el usuario desea conectar la unidad a otra estación.

Otro adicional es la incorporación de un control de monitoreo dentro de la pantalla de la mezcladora que puede funcionar independientemente del hardware del control del monitoreo. Esto evita que el usuario tenga que estirarse para alcanzar la unidad si quiere ajustar el volumen mientras trabaja. Bien pensado por Focusrite.

La sección de monitoreo incluye diversos valores de configuración para enrutar audio a las salidas analógicas, entre las que se incluyen nueve configuraciones predefinidas de mono simple a envolvente 7.1. Una función práctica es que, incluso al usar las configuraciones de envolvente 5.1 ó 7.1, con una sola perilla, tanto la perilla del software como la del hardware, se controla el nivel de todas las salidas.

Quiero ser claro: me-encanta-esta-función. Al realizar una mezcla en envolvente 5.1 en mi mezcladora digital, obligatoriamente tengo que ajustar seis (las conté, seis) atenuadores al mismo tiempo. ¡Puf!

Y, hablando de envolvente, la salida S/PDIF puede configurarse con el software como una salida de audio Dolby AC3, lo que permite conectar a un sistema de sonido home theater.

La publicidad de Focusrite dice que Saffire PRO 40 tiene ocho “preamplificadores galardonados Focusrite de alta calida”.

¿Cuánto sonido “galardonado y de alta calidad” pudieron encajar realmente en un producto tan pequeño? Aunque no podía posar mis sucias garras en uno de sus refinados productos de “boutique”, decidí colocar los preamplificadores de esta unidad sobre algo a lo que sí podía tocar con mis manos.

Los comparé con los preamplificadores que suelen encontrarse en el inventario de un estudio de producción de radio promedio o un estudio casero, el ámbito donde es más probable encontrar un Saffire. Los comparé usando los micrófonos SM-57 de Shure, NT-2 de Rode y RE20 de EV.

Los preamplificadores Focusrite produjeron los resultados esperados, con un sonido muy limpio y detallado. Lo comparé con un preamplificador estéreo que me costó €600 y me resultó difícil notar alguna diferencia, ¡y Focusrite me dio seis más!

Mi única queja con los preamplificadores fue que, al usar micrófonos dinámicos, tuve que girar la ganancia hasta la posición de las 03:00 horas para obtener una ganancia que yo consideré aceptable. A esa altura, no faltaba mucho más para el punto de limitación. Los micrófonos de condensador hubieran funcionado mucho mejor en esta situación. En realidad, los preamplificadores de mi consola digital hacen lo mismo, así que no me sentí muy decepcionado.

[Nota del editor: Focusrite explicó que este comportamiento se debe al diseño de la estructura de ganancia que usan Focusrite y muchas otras empresas. Se denomina “logarítmico inverso” o “C” y su función es distribuir el aumento/la disminución de la ganancia de manera uniforme en el dial. Esto puede provocar el comportamiento que se describe cuando se usa con micrófonos dinámicos.]

Entonces, ¿Se destaca el Saffire PRO 40 del resto? En algunos aspectos, sí. En otros, es casi igual. ¿Es posible encontrar el mismo conjunto de funciones en otras unidades? Probablemente, pero dudo que se pueda encontrar una unidad con todas estas funciones a este precio (el precio de venta al por menor es de €459.95).

La estabilidad y la calidad del sonido son dos grandes ventajas. El software para la estación de audio digital Ableton Live Lite y el conjunto de complementos de Focusrite permiten tener un estudio listo para funcionar en una unidad integral que se desempeña con la misma calidad al conectarse a una laptop en camino con el mismo resultado que si uno estuviera en un estudio.

¿Algo para mejorar? Me hubiera gustado que los medidores tengan fuentes seleccionables de software en vez de sólo mostrar los niveles de entrada. Ciertamente tampoco es un problema “de vida o muerte”.

En general, me pareció entretenida y fácil de usar. Con seguridad, si se busca una interfaz de audio para múltiples canales, hay que anotar este producto en la lista de compras.

Curt Yengst, CSRE, es ingeniero asistente en WAWZ(FM), Zarephath, Nueva Jersey. También es ingeniero de grabación independiente.

Close