PxPixel
PODER DE PROMOCIONES: Las averiguaciones de antecedentes pueden ahorrarle muchos dolores de cabeza - Radio World

PODER DE PROMOCIONES: Las averiguaciones de antecedentes pueden ahorrarle muchos dolores de cabeza

Author:
Publish date:

Por Mark Lapidus

Image placeholder title

No lo estoy inventando.

Era Nochebuena, 2 de la mañana, y la locutora que trabajaba para mi decidió que nadie estaba escuchando, entonces sacó la emisora del aire y se fue a una fiesta.

Así es, realmente apagó el transmisor y se fue. Y en esa época no había automatización en la emisora.

Quizás la operadora tenía razón en cuanto a la falta de audiencia, porque como director de programación no recibí llamada alguna hasta las 5:15 de la mañana, cuando llegó su relevo. Este otro locutor se preguntaba cuál sería el problema porque mientras conducía hacia la emisora lo único que había escuchado era estática. Como se había imaginado que había una gran falla eléctrica, se sorprendió al poder encender las luces del estudio. Entonces supo que algo no funcionaba normalmente.

En un primer momento pensé que todo se debía a una emergencia de carácter personal. Quizás la locutora no pudo comunicarse con nadie, y no tuvo otra opción que apagar la emisora e irse. Pero cuando finalmente logré comunicarme con ella esa tarde, expresó que realmente, realmente, quería ir a esa fiesta; y que bueno, qué más da, de todos modos iba a renunciar.

Entonces sucedió algo incluso más sorprendente. Unas seis semanas más tarde, ella consiguió un gran trabajo en las horas de la tarde en otro mercado importante. ¿Cómo lo hizo? Es simple. Ninguna persona de su nueva emisora me llamó pidiendo referencias.

Ya sea que esté contratando personas para salir al aire, profesionales de ventas, personas de operaciones o ingenieros, a continuación encontrará algunas sugerencias que he aprendido a los golpes y también de mi interacción con colegas.

Si es gerente de contratación y no verifica referencias y demás datos antes de contratar a un empleado, el único culpable será usted cuando los malos antecedentes se repitan. Si está convencido de que revisar referencias es una pérdida de tiempo, no ha hablado con suficientes ex empleados y colegas.

En el transcurso de muchos años que he contratado gente, me he encontrado con pocas y previsibles ocasiones en que las referencias han sido sutilmente negativas sobre el desempeño y el comportamiento de un ex colega. También he llamado a personas esperando escuchar cosas maravillosas sobre el candidato, y he escuchado precisamente lo opuesto. Y luego hay momentos en que me he conectado con la persona de referencia sólo para descubrir que no tiene interés alguno en hablar del candidato.

En contadas ocasiones, después de recibir un comentario extremadamente negativo de una persona y no de otra, he vuelto a llamar a la primera para intentar hallarles sentido a las críticas. También he tenido que pedirle a un candidato referencias adicionales para poder tener una mejor perspectiva. Debería comunicarse con al menos tres referencias que le dé el candidato. Siempre que sea posible, también intento establecer conexiones con personas que tengamos en común con el candidato en un intento de lograr una revisión honesta del desempeño previo de un candidato.

¿Es justo llamar sin aviso al ex empleador de un solicitante sin su permiso? No, no lo es. Sin embargo, si uno pide permiso y el candidato no se lo concede, uno podría seriamente preguntarse por qué no quieren que usted se conecte con esta persona. Pídale una explicación.

Con toda certeza, nunca es una buena idea comunicarse con un empleador actual sin permiso.

Lo típico es llamar a la persona de referencia por teléfono. ¿Pero por qué detenerse allí? Durante bastantes años, he realizado sesiones por Skype con varios de ellos si estaban dispuestos. Es sorprendente cuánto más uno puede leer de las expresiones faciales y el lenguaje corporal.

¿Qué hay acerca de las averiguaciones de antecedentes de un finalista antes de realizar una oferta? A veces uno aprende cosas sobre candidatos que, si bien no son verdaderamente relevantes al desempeño anterior, pueden hablar de la integridad. Por ejemplo, puede enterarse de que un candidato fue condenado por hurto hace muchos años.

Pregúntele a un candidato esta pregunta clave antes de verificar los antecedentes: “¿Existe algo en su pasado que vaya a surgir en una averiguación de antecedentes?” Si la persona dice que sí y usted desea preguntarle al respecto, puede que escuche cuán feliz o agradecida está esa persona de haber cambiado. Si la persona dice que no y más tarde usted se entera de que fue condenada por fraude con cheques, tendrá que decidir si se siente cómodo contratando a alguien que no es, al menos, totalmente sincero.

Finalmente, el ida y vuelta es un juego justo. Siempre he invitado a los candidatos finales a que verifiquen mi pasado hablando con empleados actuales o ex empleados míos. Pocos lo hacen pero deberían hacerlo, porque aceptar un trabajo tiene consecuencias que cambian la vida.

El autor es presidente de Lapidus Media y colaborador de larga data.

Related