TALLER DEL INGENIERO: Consejos de detección de problemas que pueden ahorrarle tiempo y hasta salvarle la vida - Radio World

TALLER DEL INGENIERO: Consejos de detección de problemas que pueden ahorrarle tiempo y hasta salvarle la vida

Con los viejos transmisores de tubo, las reparaciones pueden llevar tiempo
Author:
Publish date:

Gracias a su sistema de diagnóstico, los transmisores actuales prácticamente se reparan solos. Sin embargo, con los viejos transmisores de tubo, las reparaciones pueden llevar tiempo.

Existen dos motivos principales. En primer lugar, es posible que el fabricante original ya no brinde asistencia técnica para ese modelo; y en segundo lugar, puede ser que el manual de instrucciones y los diagramas esquemáticos se hayan perdido. La documentación de los transmisores viejos está disponible en Internet, pero también se puede recurrir a un ingeniero veterano que haya hecho sus primeras armas con esta clase de equipo. Consulte a los ingenieros contratados locales ya que ellos tienen conocimientos sobre diversidad de modelos y niveles de potencia.

Cada vez que el transmisor falla, es importante tener en cuenta toda la evidencia proporcionada por medidores, disyuntores disparados o componentes quemados. Por esta razón, resulta de mucha utilidad visitar los sitios de transmisión periódicamente. Si el transmisor tiene un extractor de aire, debemos preguntarnos: ¿funciona? ¿hace ruido? La presencia de ruidos anormales, como el del motor del extractor, o el que hacen los relés y los contactores al reiniciar el equipo, pueden ser útiles para diagnosticar dónde está el problema.

Cuando emprenda la búsqueda de los problemas, lleve a alguien con usted. Si a usted lo contratan para el trabajo, en su lugar, yo le pediría al gerente general, al propietario o al director de programas que me acompañe. Todos saben la clase de respeto que uno se gana cuando al encender el interruptor de la placa, lo saludan llamas que salen por la parte superior del transmisor acompañadas de una tremenda explosión. Algunos ingenieros me contaron que prefieren reiniciar los equipos utilizando su teléfono celular conectado al control remoto para estar alejados de los fuegos artificiales.

Cuando trabajábamos en un transmisor Collins Power Rock bastante problemático, solíamos usar un palo de escoba para empujar el botón de encendido nada más que para no estar justo encima del equipo cuando explotara.

Si usted es nuevo en la industria, sepa que se trata de una situación peligrosa. No vale la pena dejar la vida por ninguna emisora. Para evitar tragedias, es posible poner en práctica algunos pasos sencillos en pro de la seguridad.

Para comenzar: Nunca trabaje en un transmisor si está cansado. Y como corolario: Nunca trabaje solo. En caso de que algo suceda, habrá alguien para llamar al servicio de emergencias.

La mayoría de los transmisores se controlan con sistemas de control remoto. Asegúrese de que el control remoto esté desactivado o en el modo de mantenimiento para que nadie en el estudio encienda el transmisor accidentalmente mientras usted se encuentra en el interior.

Y llega el turno de los disyuntores de CA. Es importante identificarlos y desactivarlos a todos. Esta medida también sirve para realizar los trabajos de inspección internos de manera segura.

Cuando abra la parte posterior, revise los enclavamientos de cortocircuito de la fuente de alimentación y los enclavamientos de control. Deberían estar en funcionamiento. Lo que debe inspeccionar es que el cableado de los enclavamientos esté intacto. A veces, algunos ingenieros traban el interruptor de enclavamiento con un cable con pinza tipo cocodrilo y se olvidan de quitarlo. Antes de ingresar al transmisor, tome una varilla de cortocircuito para ir tocando todos los componentes.

Si su transmisor no posee una varilla de cortocircuito, fabrique una. He visto que algunos muchachos usan una regla larga de madera o un palo de escoba de más o menos un metro de largo, nada elaborado. Enrosque un tornillo en un extremo y coloque el terminal del cable de tierra entre dos tuercas. En el otro extremo del cable, coloque una pinza de resorte grande, por ejemplo, una pinza tipo cocodrilo grande. Sujete la pinza de puesta a tierra al chasis del transmisor y utilice el extremo de trabajo de la varilla de cortocircuito para tocar todos los componentes. Este procedimiento garantiza que los componentes pierdan la corriente.

La primera vez que se encuentre con un componente con corriente y escuche el crac y vea el arco, piense que pudo haber sido su mano. Los componentes de seguridad, como los enclavamientos, están pensados para brindarle seguridad. La varilla de cortocircuito es algo similar a utilizar un cinturón y tiradores. Uno nunca está del todo seguro cuando trabaja con equipos como este.

Tenga el celular a mano para sacarle fotos a cualquier cosa sospechosa. Use la nariz y los ojos para detectar componentes quemados o sobrecalentados. Una lámpara portátil y brillante es un elemento imprescindible que puede adquirir en los hipermercados de artículos de ferretería, y que incluso ahora vienen en versiones LED que no se queman. Si utiliza una lámpara portátil tradicional, pídale al instalador de torres que la próxima vez que cambie las bombillas de la torre, le guarde las viejas. Esta es una manera ingeniosa de reciclar las bombillas porque sin dudas iluminarán el asunto.

Supongamos que no ve nada aparente. Conecte todo, active los disyuntores e intente encender el transmisor nuevamente. Antes de tocar algún control del transmisor que no sea el de encendido de la placa, tome un anotador y una lapicera y anote lo que vea. ¿Están encendidas las luces indicadoras de sobrecarga? Estos indicadores le señalarán la sección del transmisor que está averiada.

¿El transmisor se enciende pero enseguida se apaga? Por lo general, esa es una señal de que algo está en cortocircuito. ¿Qué indican los medidores? Si no hay indicación de tensión en la placa, sospeche de la fuente de alimentación de alto voltaje (HVPS).

Revise el indicador de voltaje de filamento (la ausencia de voltaje de filamento es sinónimo de falta de emisión del tubo). En algunos ambientes, he visto que los cables conectados a los filamentos del tubo se corroen. Estos cables transportan mucha corriente; por eso tienen el diámetro de un dedo. Es imprescindible mantener las conexiones limpias y ajustadas.

Este es solo el comienzo y continuaremos en columnas futuras. Algunos de nuestros sabios ingenieros tendrán otros componentes que revisar, y los incluiremos.

John Bisset

Related