Un sitio que está lleno de historia

Los descendientes de John H. Poole deciden vender un sitio de torres en Mount Wilson, Los Ángeles
Author:
Publish date:

Por Scott Fybush

LOS ÁNGELES, California — En las colinas que se elevan sobre Los Ángeles, en todo momento hay una gran cantidad de bienes raíces de alta gama a la venta. Pero una propiedad en particular literalmente sobresale más de un kilómetro por sobre el resto: después de más de 60 años, la familia de pioneros de la difusión de John H. Poole vende un sitio de torres que él construyó de la nada, allá por 1953, sobre el icónico Mount Wilson de California.

“Esto es realmente el fin de una era”, dijo Robert Heymann, director de Media Services Group, la inmobiliaria a cargo de la oferta.

Image placeholder title

Las torres Poole surgen elevándose en medio de la jungla de instalaciones de transmisión en el sector central de Mount Alta del grupo de torres de Mount Wilson.

Foto de Scott Fybush

Apretada en un terreno de unos 560 metros cuadrados en Mount Alta, el sector central del grupo de torres de Mount Wilson, la propiedad de Poole incluye un edificio de transmisión, cuatro torres y una historia larga y fascinante.

Nacido en 1917, Poole mostró interés en la radio desde una edad temprana. A la edad de 14 años era operador amateur, trabajó como operador de radio en la Marina Mercante y más tarde Poole pasó la Segunda Guerra Mundial en los Cuerpos de Señales del Ejército. Después de la guerra, fue propietario de emisoras radiales en Santa María y Pasadena, California, para más tarde irse a fundar KBIG (740 kHz) que comenzó a salir al aire desde la Isla Santa Catalina en 1952.

Para ese entonces, Poole ya estaba fascinado con la televisión, en particular con el paisaje inexplorado de la banda UHF. En 1952, puso en el aire una señal experimental desde Signal Hill en Long Beach. Ni bien la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos estuvo lista para emitir permisos de construcción comerciales a finales de 1952, Poole ya los estaba esperando, y el permiso de construcción que recibió el 10 de diciembre de 1952 para KPIK en Canal 22 se encontró entre los primeros emitidos por la comisión.

Para tener alguna esperanza de contender por la cobertura de la señal de las grandes emisoras VHF de Los Ángeles, Poole tenía que estar a la misma altura, y ello significó trasladar el Canal 22 de Long Beach a Mount Wilson.

Durante algunos meses de 1953, Poole construyó un sitio de transmisión de tres pisos y una torre autoportante, ordenó uno de los primeros transmisores UHF de GE y buscó locatarios para su nuevo sitio de transmisión. Para agosto, KTHE(TV), Canal 28, estaba en el aire desde el sitio de Poole de planta baja como la primera emisora de TV educativa de la Costa Oeste, y luego siguió la Unión Internacional de Obreros de la Vestimenta Femenina, quienes ocuparon el segundo piso con su nueva KFMV(FM) en los 94.7 MHz.

El Canal 22 de propiedad de Poole, renombrado KBIC(TV), colocó su transmisor en el tercer piso, solo sobrepasado por un ático con grandes ventanas mirando al sur donde los platos de microondas podían apuntar directamente hacia el valle a los estudios en las distintas ciudades. Sin embargo, KBIC nunca construyó un estudio; una vez que Poole colocó su señal UHF al aire con un patrón de prueba, eso fue lo único que transmitió. Al tener ya siete emisoras comerciales VHF en el mercado, y al no existir requisitos de que los televisores debían poder recibir UHF, KBIC no pudo competir comercialmente. Para 1960, había vendido su transmisor a una emisora nueva en Walla Walla, Washington, pero esa emisora también falló y el transmisor terminó de nuevo en Mount Wilson.

La década del 60 fue más amable con el Canal 22. Después de que Poole vendiera su licencia en 1963, volvió al aire como KIIX(TV), apuntando a la comunidad afroamericana de Los Ángeles, y luego fue vendida nuevamente a los propietarios de KPOL radio.

Trasladaron su KPOL(FM) en 93.9 MHz al sitio de Poole, aumentando la cantidad de FM allí. Otra venta del Canal 22, más avanzada la década del 60, le dio el nombre que tiene hoy: KWHY(TV).

KWHY fue la primera emisora en transmitir en vivo informes de la bolsa, muchas décadas antes de CNBC. Finalmente agregó servicio de TV por suscripción y luego se transformó en una emisora independiente en español. El Canal 22 de la actualidad todavía funciona desde la sala de transmisión y torre originales que Poole construyó allá por 1953.

Poole era más que sólo un pionero de UHF. Fue un adoptante temprano de FM y su sitio de torres en Mount Wilson se transformó en hogar de las señales de FM desde el comienzo.

Image placeholder title

Aquí se puede ver el edificio Poole, entre las estructuras de Mount Alta en la parte central de Mount Wilson.
Foto de Scott FybushMientras que 94.7 (ahora KTWV) se mudó después de ser vendida a Metromedia, la cual era propietaria de su propio sitio en Mount Wilson, Poole sacó su propia señal FM al aire en 1959: KBIG(FM) 104.3. Fiel a su denominación, “K-BIG” rápidamente se transformó en un jugador importante en el mercado, con ratings que eclipsaron a su hermana AM de la Isla Santa Catalina. Poole dejó de ser propietario de la emisora en 1974. Vendió KBIG a Bonneville y dejó de lado la difusión para dedicarse a un nuevo emprendimiento como productor de vino. Mantuvo el sitio en Mount Wilson así como sus locatarios.

En la actualidad, entre esos locatarios se cuentan los sitios de transmisión para KWHY(TV), KBIG(FM), ahora propiedad de iHeart Media, y KXOS(FM) de Grupo Radio Centro en los 93.9 MHz, descendiente de la antigua KPOL(FM). El Canal 22 todavía se aloja en la torre original de Poole, la cual también aloja a una antena auxiliar para KXOS(FM); la torre original de KBIG(FM) fue reemplazada en 2005 por una nueva torre en la misma ubicación que ahora es sede de KBIG y KXOS.

También existe la “torre verde”, un monopolio que tiene una antena auxiliar para KBIG y también será pronto un sitio auxiliar para KYSR(FM) de iHeart en los 98.7 MHz, y una estructura entramada de poste H de madera que tiene antenas de dos vías. Heymann dice que el sitio aún tiene capacidad disponible para usuarios adicionales de transmisión y no transmisión.

Después de la muerte de John H. Poole a la edad de 86 años en 2003, el sitio de las torres quedó hasta ahora en manos de Poole Properties Inc. de la familia de Pool. Entretanto, otros sitios de torres en la montaña han cambiado de manos en acuerdos con grupos más grandes. La que más se destaca es la venta de muchas de las torres de CBS Corp. a Richland Towers y la compra subsiguiente de Richland por American Tower.

“Uno puede argumentar que Mount Wilson es el sitio de difusión más importante de todos los Estados Unidos”, dijo Heymann, dado que es el principal sitio de TV y FM que presta servicios al mercado radial y de TV de mayor facturación de toda la nación. La venta del sitio llega en un momento en que los “bienes raíces verticales” son un mercado al rojo vivo.

“Para las compañías públicas, la comunidad de inversionistas ve en estos tipos de compañías un potencial de crecimiento tremendo”, dijo Heymann. “Eso les da a las compañías públicas la oportunidad de adquirir activos generadores de efectivo y hacerles crear valor para los accionistas”.

El Los Angeles Business Journal informó que la propiedad de Pool se podría vender en un monto de entre US$5 y 10 millones.

Related

Image placeholder title

Lo que hay detrás de un nombre

WorldCast Systems es el nuevo nombre corporativo de la empresa madre de Audemat, Ecreso y APT. En esta oportunidad, Radio World entrevista a Christophe Poulain, presidente de WorldCast Systems Inc., sobre los pormenores de la empresa.

Image placeholder title

¿De qué se trata la radio?

Ward Weis está buscando ayuda en la exploración de las respuestas a esta pregunta como parte de una escultura sonora diseñada para el Día Salvaje de la Radio (Wild Radio Day), el 3 de marzo de 2012, en Bruselas.

Image placeholder title

Realice un mantenimiento completo

¿Cuándo fue la última vez que inspeccionó sus torres? La Figura 1 muestra una torre de onda media cercada. La cerca luce un poco débil, pero al menos el pasto está corto. Parece un sitio aceptable, ¿verdad? No vayamos tan