México licitará 257 frecuencias de radio

Según el IFT, el proceso se llevará a cabo a fines de 2015, y se espera un valor total aproximado de 34 millones 430 mil pesos mexicanos.
Author:
Publish date:

Por Gabriel Sosa Plata

Image placeholder title

CIUDAD DE MÉXICO — Luego de más de 20 años de estar cerrado el mercado radiofónico, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) realizó modificaciones al Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias 2015 aprobado el 27 de marzo (sobre el cual ya hemos escrito en el número de marzo de Radio World América Latina) para licitar 257 frecuencias de radio.

El regulador nacional otorgará 191 frecuencias para uso comercial, 13 para uso público (para gobierno y órganos del Estado) y 94 de uso social (comunitarias e indígenas) en frecuencia modulada (FM). En lo que respecta a la amplitud modulada (AM), serán 66 frecuencias para uso comercial, dos para uso público y tres de uso social.

Según el IFT, el proceso se llevará a cabo a fines de 2015, y se espera un valor total aproximado de 34 millones 430 mil pesos, de acuerdo con el programa y los montos pagados por las empresas radiofónicas entre 2010 y 2013 por la migración de frecuencias en FM. Se trata de un monto mucho menor al que se obtuvo por la reciente licitación de frecuencias de televisión, por la naturaleza del medio y por el desarrollo económico de las plazas.

Hay frecuencias disponibles en estados como Veracruz (27), Chiapas (23), Michoacán (18), Quintana Roo (19), Oaxaca (18), Zacatecas (15), y Guerrero y Campeche (14 cada entidad).

Sin embargo, quedaron fuera mercados muy importantes como los que representan las ciudades de Guadalajara, Monterrey, Ciudad Juárez, Chihuahua y la Ciudad de México por ausencia de espectro y porque aún no se modifica la norma técnica para reducir de 800 kHz a 400 kHz la operación entre dos emisoras de FM.

Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, explicó para el diario El Financiero que el regulador tomó las poblaciones en las cuales hubiera manifestaciones de interés como criterio para asignar el número de frecuencias por población. Posteriormente, se analizó la capacidad de espectro disponible para las ciudades propuestas y que en ellas hubiera un mínimo de habitantes que permita la rentabilidad de las nuevas estaciones.

El objetivo del IFT con las licitaciones es llevar cobertura radial a regiones que no cuentan con este servicio o necesitan mayor oferta. Por esa razón, las frecuencias disponibles están destinadas a las empresas radiofónicas que tengan interés de entrar al mercado, pero también para los que ya tienen presencia y buscan aumentar su cobertura. Parte importante de la oferta del IFT es para ciudades pequeñas y medianas.

El proceso de licitación ha levantado diversas críticas centradas en que la escasez de frecuencias en los mercados más rentables podría desmotivar a los inversionistas que han intentando ingresar a la Ciudad de México, entidad que representa 45 por ciento de los ingresos publicitarios en radio.

Según la consultora Signum Research, la publicidad en radio atrajo inversiones por 6 mil 670 millones de pesos en 2014, lo que podría incrementarse a 7 mil 300 millones para 2017, cuando se prevé que las nuevas estaciones estén en plena operación.

“Aunque la mayoría de las frecuencias a licitar son de uso privado (53,68 por ciento del total), hay que recordar que el IFT está obligado a favorecer la diversidad y evitar la concentración nacional y regional de frecuencias”, dijo Jorge Bravo, analista de la empresa consultora Mediatelecom Policy & Law.

La competencia en radio es intensa porque las 1.143 estaciones concesionadas (735 de AM y 408 de FM) compiten por 9,1 por ciento del total de la inversión publicitaria en medios.

“Lo que destaca son las 94 frecuencias FM para uso social, porque por primera vez se reconoce el derecho del sector social de solicitar y recibir frecuencias radiales”, dijo Bravo.

Empezar transmisiones puede tomarles hasta un año a las emisoras si resultan entrantes a la industria porque deberán preparar su infraestructura, al conseguir torres de radiodifusión y producir contenidos. Si son, además, entrantes en zonas donde antes no había oferta será mucho más difícil que para los sitios donde ya hay infraestructura instalada.

Otro escenario previsible es que los grandes grupos radiofónicos, 15 con presencia regional y cinco grandes nacionales (Radio Fórmula, Grupo ACIR, Núcleo Radio Mil, Televisa Radio y Grupo Radio Centro), oferten mayores contraprestaciones para quedarse con las frecuencias locales y evitar el ingreso de nuevos actores, así como crecer en cobertura para ganar con mayor facilidad la pauta de los anunciantes. Sin embargo, en un escenario como este último, se sacrificaría la posibilidad de refrescar la oferta programática.

En todo caso, no deja de ser relevante la apertura a la competencia en la radio mexicana, que por más de dos décadas no ha visto modificar su estructura, salvo en algunas plazas en las que empresarios, sin relación con el medio, decidieron comprar estaciones, como fue el caso de Olegario Vázquez Raña, del ramo hospitalario y hotelero, al adquirir Grupo Imagen en 2003.

Gabriel Sosa Plata es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y periodista, que contribuye regularmente con artículos para Radio World desde México.

Related

México: Nueva propuesta de reforma

El senador Carlos Sotelo presentó una iniciativa para reformar la Ley Federal de Radio y Televisión en la que propone desaparecer el concepto de "permiso" y generalizar el término de "concesión", independientemente de los usos o fines de las frecuencias.

Image placeholder title

Lanzan HD Radio en Ciudad de México

El desarrollador técnico iBiquity Digital, las difusoras, los minoristas, los fabricantes de receptores, de transmisores y de automóviles de esta ciudad han coordinado esfuerzos para promover la radio digital entre el público.

México: Traspaso de radiodifusoras

Entre el primero de diciembre de 2006 y hasta marzo de 2009 un total de 66 radiodifusoras han sido traspasadas en el país. Hay reacomodos en la industria, pero la "fiebre" por adquirir estaciones ha disminuido por la incertidumbre en