Las LPFM miran hacia el futuro

Corte de cinta para KUBU(LP), ‘The Voice of Sacramento Radio’ en noviembre de 2014
Por Randy J. Stine

Las personas fieles a las FM de baja potencia (LPFM) han esperado que este año sea el año del desarrollo de emisoras de importancia (un frenesí de lanzamientos de instalaciones a medida que las difusoras comunitarias reclaman mayor espacio en la banda de FM).

Al mismo tiempo, los defensores observan cómo estas nuevas difusoras juntan dinero para equipos, se adaptan a las estrategias de gestión y crean grupos de apoyo.

En Estados Unidos, cerca de 2.000 LPFM nuevas podrían salir al aire dentro de 18 meses como resultado de la ventana de presentación de solicitudes en 2013, estiman los defensores de LPFM. Unas 150 de esas emisoras están ahora en el aire.

Los observadores dijeron que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos fue veloz al momento de evaluar y procesar solicitudes de LPFM durante el año pasado. A principios de 2014, la comisión comenzó a otorgar permisos de construcción donde sólo había un solicitante claro y calificado. De hecho, las concesiones de permisos de construcción para LPFM aparentemente fueron “aceleradas” en 2014, según varios observadores.

Los voluntarios levantan el mástil y la antena de KMRD(LP) en la cima de una colina en Madrid, Nuevo México, en octubre de 2014.
Credit: Photo courtesy of Jeff Davis
Se espera que la comisión termine de revisar las solicitudes mutuamente excluyentes (MX) de esa ventana de presentación de solicitudes durante la primera mitad de 2015, según observadores. Las solicitudes MX son casos donde las entidades están disputando la misma frecuencia. Los conflictos entre las solicitudes MX pueden resolverse mediante enmiendas técnicas que eliminen la exclusividad mutua, por arreglo de partes o por un acuerdo de multipropiedad. El período MX trae aparejadas muchas negociaciones, coordinación y presentación de enmiendas entre las esperanzadas difusoras de baja potencia.

Se han cerrado dos ventanas regionales de acuerdos MX, según la FCC. Los observadores creen que la agencia abrirá una ventana final de acuerdos MX, la cual cubrirá la mayoría de los estados del sur. Esto incluirá varias agrupaciones MX de gran tamaño en áreas atractivas como Houston, Dallas/Fort Worth y Orlando, dijeron los observadores.

El espacio en el cuadrante de FM sigue siendo un bien codiciado, y algunos acuerdos de solicitudes MX podrían demorar años en resolverse. Si no es posible lograr acuerdos multipropiedad voluntarios entre los solicitantes mutuamente excluyentes, se emplea un sistema de puntos de la comisión para determinar al beneficiario. El sistema es un conjunto de criterios usados para otorgarles puntos a las solicitudes y decidir en casos de empate.

Las emisoras de FM de baja potencia, las cuales transmiten a un máximo de 1000 vatios y por lo general alcanzan de 12 a 16 kilómetros desde la antena, deben tener licencias concedidas a entidades sin fines de lucro. Estas nuevas microemisoras de FM en proliferación prometen sacar al aire una programación que va desde arte y cultura hasta educación y pasatiempos con un enfoque hiperlocal. Las iglesias, los grupos cívicos y las emisoras en idioma extranjero componen un gran número de los permisos de construcción.

Por ejemplo, el Centro para Artes y Talentos Hmong en St. Paul, Minnesota, apunta a nutrir, explorar e iluminar la experiencia Hmong americana a través de la expresión artística, según el sitio Web. La Casa Odisea de Flint en Michigan, se ocupa de servicios y educación para rehabilitación de adicciones y drogas, y el Club Cívico de Sacramento para el Progreso de las Mujeres, en California, transmitirá programación relacionada con el trabajo del grupo en la comunidad, según el sitio Web Radio Survivor.

En la primera ventana de LPFM hace 15 años, se recibieron 3.258 solicitudes; de ese grupo, el número de LPFM en el aire en los Estados Unidos, según datos de la FCC, se mantuvo en unas 800 justo antes de la ventana más reciente.

La segunda ventana produjo 2.826 solicitudes de LPFM. De esas, 628 fueron desestimadas debido a errores y omisiones, dejando 2.198 para ser consideradas; de esas últimas, aproximadamente 150 nuevas emisoras están ahora en el aire, y unas 1.196 adicionales tienen permisos de construcción, según la consultora Difusoras Comunitarias Cristianas.

Así, el número total de LPFM actualmente en el aire es de unas 950 a diciembre de 2014, y crecerá rápidamente. Las entidades que tienen permisos de construcción tienen 18 meses para que sus emisoras salgan al aire, según la comisión. Eso puede extenderse a 36 meses si muestran un “buen motivo”.

El director de programas, Shane Carpenter, en el estudio de KUBU(LP)
Los aspirantes a LPFM habían esperado mucho tiempo entre las ventanas de solicitud debido a la sobrecarga de solicitudes desde la ventana de presentación de retransmisoras de FM en 2003, expresaron los defensores de LPFM; esa acumulación casi ya no existe.

La segunda ventana generó un fuerte interés proveniente de organizaciones sin fines de lucro como escuelas, iglesias, agencias de seguridad pública y demás grupos calificados, dijeron.

La ventana “permitió que más servicios de LPFM proliferaran, especialmente en mercados de menor tamaño y zonas rurales donde había muchos canales abiertos”, dijo Todd Urick, director de programación de Common Frequency, consultor y defensor de la radio universitaria y LPFM. “Mi gran decepción es que muchos de los que presentan solicitudes por primera vez tenían errores de ingeniería en sus solicitudes”.

Según REC Networks, otro defensor de la radio comunitaria, 202 de las negativas fueron por razones técnicas.

Urick citó varios ejemplos de grupos cuyas solicitudes fueron rechazadas debido a errores menores de ingeniería incluidos una organización sin fines de lucro de banco de alimentos para familias de bajos ingresos de Redding, California, denominada People for Progress.

El año 2015 será un año de gran crecimiento, según Urick. “Sin embargo, creo que algunas organizaciones se verán sobrepasadas en cuanto a la preparación que necesitan para obtener licencias para esas instalaciones. Deberán juntar al menos US$5.000 para poder conseguir los equipos mínimos necesarios para salir al aire. Eso podría ser un obstáculo para las pequeñas organizaciones”, dijo Urick.

Sistema de puntos para LPFM de la FCC

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos utiliza un sistema de puntos para conceder los permisos de construcción a las LPFM en casos de solicitudes mutuamente excluyentes donde los grupos que compiten no pueden ponerse de acuerdo. Según Tracy Rosenberg, directora ejecutiva de Media Alliance, los puntos se otorgan en virtud de:

1) Una presencia establecida en la comunidad como organización 501c3 durante al menos dos años;
2) Un compromiso de sacar al aire al menos 8 horas por día de programación de origen local;
3) Un compromiso de mantener un estudio principal local que se encuentre dentro del área de la señal, de acceso público y capaz de generar programación de origen local desde ese sitio;
4) Una calificación según los puntos 2 y 3 en la misma solicitud, lo cual gana un punto extra;
5) No tener intereses en ningún otra agencia de difusión;
6) Ser una solicitud tribal que planifica transmitir en tierras tribales.

Rosenberg afirmó que muchos solicitantes de LPFM en la ventana reciente trabajaron duro para asegurarse de poder maximizar su número de puntos en el rango de 4 a 5 para poder competir por una licencia.

“A veces dos solicitantes se unen y fusionan sus solicitudes para poder combinar los puntos en ambas solicitudes originales y alcanzar así un total más elevado”, expresó. “La decisión final de la FCC se concede sobre la base de qué solicitud tiene el número más alto de puntos”.

Si hay un empate y no existe ningún acuerdo voluntario de participación, agregó Rosenberg, la comisión determinará dicho acuerdo.

“La mayoría de las personas coinciden en que los acuerdos de participación voluntaria tienen más probabilidades de funcionar que los involuntarios. En la mayoría de los casos, se registrará una objeción o petición de negativa si los solicitantes que compiten han recibido puntos que no merecen”, afirmó Rosenberg.

— Randy J. Stine

La cantidad de permisos de construcción que se otorgan en áreas urbanas sorprendió a algunos analistas de LPFM. Notaron que la comisión está permitiendo el uso de exenciones del segundo canal adyacente con la esperanza de establecer LPFM adicionales en grandes mercados.

La Ley de Radio Comunitaria Local, firmada por el presidente Obama después de pasar por el congreso a fines de 2010, autorizaba a la comisión a eliminar los requisitos de espacio de LPFM de tercer canal adyacente y le permitía a la agencia crear normas para eximir los requisitos de protección de segundo canal adyacente.

La FCC ha otorgado cientos de exenciones de requisitos de espacio de segundo canal adyacente. Una fuente con conocimiento de la comisión dijo que algunas FM de potencia completa están desafiando esos requisitos.

“Hemos visto un crecimiento sustancial de las LPFM en áreas urbanas como Denver, Seattle y Portland. Incluso la ciudad de Nueva York está obteniendo una emisora de participación voluntaria de dos vías”, dijo Michi Bradley, fundador de REC Networks, defensora de la radio comunitaria. En Nueva York, la Diócesis Católica Romana de Brooklyn y El Centro de Servicio Global para Renunciar al Partido Comunista Chino compartirán la frecuencia 105.5 MHz. “Realmente siento que ha habido una distribución proporcionada de permisos de construcción en zonas urbanas y rurales”, dijo. Agregó que, sin embargo, podría llevar meses, incluso años, resolver grandes grupos de MX en Los Ángeles, San Francisco y Portland.

Bradley, que trabajó con diversidad de grupos comunitarios en busca de licencias de LPFM tal como ARTxFM en Louisville, Kentucky, no cree que la ventana de 2013 permita más de 2.000 permisos de construcción y potenciales emisoras LPFM.

“Si tomamos en cuenta que en la tercera ventana de MX tenemos varios grupos grandes de MX, podemos prever un gran número de rechazos de candidatos potenciales apresurados. Sobre esta base, no es probable superar las 2.000 concesiones”.

El Prometheus Radio Project, defensor y consultor de LPFM, completó la construcción de su primera emisora LPFM, la cual solicitó durante la ventana de solicitudes en 2013, en octubre de 2014. Prometheus ayudó a coordinar la construcción de KMRD(LP) en Madrid, Nuevo México, incluida la instalación de equipos de transmisión, un mástil y una antena.

Madrid Community Radio será un “esfuerzo fundamental que contribuye a democratizar el Condado de Santa Fe”, según el sitio Web de Prometheus. Un herrero fabricó una caja de acero, una base abisagrada y un mástil de acero de 8 metros para soportar la antena Dominator NWE-34 de Norwalk Electronics de KMRD. Un electricista y experto en energía solar voluntario construyó un sistema solar para alimentar los equipos de transmisión en el sitio.

Un experto en electrónica está construyendo una consola de difusión con un kit obtenido de Kaatskit. Sanjay Jolly, el director de políticas de Prometheus Radio Project, dijo que la demanda de LPFM de parte de las organizaciones comunitarias es sostenida.

“La LPFM se ve como una plataforma importante para las voces locales y diversas que de lo contrario son ignoradas”, dijo Jolly.

Prometheus cree que para finales de 2015 la cantidad total de permisos de construcción para LPFM emitidos correspondientes a la ventana de 2013 podrían rondar los 2.000. Ello acercaría el servicio de LPFM a casi 3.000 licencias en todo el país.

Jolly, quien caracterizó el ritmo de calificación de solicitantes como “mejor de lo esperado”, dijo que una tendencia a destacar son los acuerdos de multipropiedad, en los cuales emisoras separadas comparten tiempo en el mismo canal.

“Estas emisoras tienden a agruparse en torno a las ciudades más grandes del país. Varias propuestas de multipropiedad en Los Ángeles tienen seis o siete solicitantes y todos comparten un canal”, dijo Jolly sobre una agrupación de MX en la frecuencia 101.5 MHz.

El procesamiento electrónico de las solicitudes de LPFM le ha permitido a la comisión conceder más permisos de construcción en menos tiempo que en el pasado, según el cofundador de Christian Community Broadcasters John Broomall. En contraste con ello, en el año 2000 todavía se aceptaban solicitudes en papel.

“Ha habido algunos errores, pero existe un proceso de apelaciones”, expresó Broomall.

Algunos ganadores de LPFM de mercados de envergadura

A continuación un pequeño muestreo de destinatarios de permisos de construcción en zonas urbanas, cortesía de REC Networks (recnet.com). Los arreglos de multipropiedad representan una manera en que la FCC incorpora más LPFM en áreas densamente pobladas.

Nueva York — La Diócesis Católica Romana de Brooklyn y The Global Center for Quitting the Chinese Communist Party comparten la frecuencia 105.5 MHz

Chicago — Chicago Independent Radio Project tiene un permiso de construcción en 107.1 MHz

San Francisco — Alameda Community Radio, Poor Magazine y Alameda School District comparten 96.1 MHz

Boston — Lasell College, City of Boston y Global Ministries compartirán 102.9 MHz

Seattle — Sand Point Arts and Cultural Exchange y KMIH.ORG Radio Booster Club compartirán 101.1 MHz

Filadelfia — Greater Philadelphia Asian Cultural Center y Uptown Entertainment and Development comparten 98.5 MHz

Los Ángeles — 17 solicitantes en tres grupos de multipropiedad se encuentran actualmente disputando 101.5 MHZ

Broomall dijo que en 2015 se pretende tener tantas LPFM en el aire como sea posible y determinar cómo funcionarán los acuerdos multipropiedad.

“Será interesante ver qué sucede si se registran quejas en relación con el localismo, en particular con acuerdos de multipropiedad de tres vías. Algunos solicitantes creen que si una emisora que transmite las 24 horas sólo debería dedicar un tercio de su tiempo a la programación local, seguramente los solicitantes de multipropiedad no tendrían que dedicar el 100 por ciento de su tiempo a programación local cuando no son responsables del día completo de difusión”.

La mayoría de los clientes de Christian Community Broadcasters son iglesias y ministerios, según Broomall, y la mayoría de ellos son organizaciones étnicas o minoritarias.

Tracy Rosenberg, directora ejecutiva de Media Alliance, una organización sin fines de lucro que defiende las comunicaciones democráticas, observa de cerca cómo funcionarán los modelos de negocios adoptados por algunas de las nuevas LPFM.

“Creo que todas las personas sienten curiosidad sobre cómo funcionará el financiamiento comunitario en este sector, ya sea si los modelos de membresía serán exitosos o si el estilo de cooperativa participativa funcionará. Han comenzado a surgir algunos modelos diferentes”, dijo Rosenberg.

Media Alliance con sede en San Francisco, que trabajó con clientes para encontrar canales disponibles, apoya el concepto de crear grupos de soporte de pares regionales para LPFM.

“Estamos comenzando a enterarnos de más reuniones y conferencias locales para LPFM. Recientemente asistí a una de ellas, la Cascade Media Convergence in the Pacific Northwest”, comentó Rosenberg.

Más allá de 2015, al menos un defensor de LPFM continúa su pedido de mayor potencia, quizás 250 vatios, para las LPFM rurales.

“Espero que en 2015 podamos movernos para trabajar en pro de un servicio de LPFM de 250 vatios. Actualmente REC está evaluando a los solicitantes que han recibido los permisos y a aquéllos que probablemente los obtendrán en el futuro para cuantificar una propuesta con el fin de avanzar en el sentido de la LP-250”, afirmó Bradley de REC Networks.



Receive regular news and technology updates. Sign up for our free newsletter here.

Share This Post