Sale del aire Radio Trece

La emisora opta por la Internet. ¿Será un mal augurio para las emisiones en AM en México?
Author:
Publish date:

Por Gabriel Sosa Plata

CIUDAD DE MÉXICO —Radio Trece, que transmite en los 1290 kHz, salió del aire en esta ciudad capital. Su concesionario, Carlos Quiñones, presidente del grupo radiofónico Radio, S.A., decidió apagar el transmisor y continuar por Internet.

La razón: no hay dinero para la radiodifusora.

Image placeholder title

La XEDA-AM Radio Trece fue inaugurada en 1936. En los últimos años tuvo una programación hablada, que ahora sólo transmite por Internet. El caso atrae la atención de analistas y expertos de la industria como un mal augurio para las estaciones con las que comparte el cuadrante, pero también hay quienes piensan que aún no es tan grave la situación para la radio de AM.

El 30 de junio de 2015 Radio Trece publicó un desplegado dirigido al presidente Enrique Peña Nieto, al secretario de Gobernación, al secretario de Comunicaciones y Transportes, al presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), a la Cámara de Senadores, al Congreso de la Unión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a los comisionados del IFT con la explicación de su salida del aire.

Según el comunicado, para Radio Trece la AM es “obsoleta y ha dejado de utilizarse en el mundo moderno; no hay presupuestos de publicidad para las estaciones de AM en el Distrito Federal y tampoco hay audiencia, porque la calidad del sonido de AM es mala y no es competitiva”.

También aludió el comunicado que en la actualidad los nuevos receptores no cuentan con banda para escuchar AM y que la estación resultaba insostenible para Radio Trece. La emisora precisó que fue necesario “eliminar más de 150 empleos directos por estar obligados a operar con tecnología obsoleta”.

Según Radio Trece, la operación de la estación AM representaba entre 800.000 y un 1.200.000 pesos mexicanos mensuales, mientras la transmisión actual por Internet representa un gasto de 300.000 pesos.

“Actualmente la estación no se ha ido a concurso mercantil, no está en suspensión de pagos ni está en quiebra”, dijo Quiñones en una entrevista al diario mexicano El Universal. Sin embargo, empleados y exempleados de Radio Trece dicen que no es así y que la deuda por salarios asciende a 3.000.000 de pesos.

El “apagón” de Radio Trece también involucra derechos de las audiencias. No se avisó a los radioescuchas, como lo establece la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, de que habría un cambio de programación y que saldrían del aire para continuar ofreciendo su servicio en Internet.

Por otra parte, hasta el cierre de este artículo, se desconocía si el IFT tenía conocimiento del fin de las transmisiones; de no ser así, podría significar una sanción, incluida la revocación de la concesión.

Para Jorge Bravo, analista de la consultora Mediatelecom Policy & Law y profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es comprensible lo que hizo el empresario radiofónico. Sin embargo, Bravo agregó que el concesionario cometió la falta de suspender la continuidad del servicio público de radiodifusión.

“Si la frecuencia ya no le significa un negocio, el empresario tenía varias opciones, como venderla o rentarla; al suspender el servicio y migrar a Internet compromete una eventual migración a FM y de todas maneras está obligado a normalizar el servicio”, dijo Bravo. A su vez “la autoridad debe resolver la situación y sancionar”.

En su comunicado, la empresa solicitó una frecuencia en FM por razones como la “calidad de sonido y porque la publicidad comercial está en FM”.

Para ello, sumó una petición de la industria que tiene 15 años de antigüedad: la posibilidad de reducir la separación entre estaciones al aire en la banda de FM, de 800 kHz a 400 kHz, como se ha hecho en otros países (Estados Unidos, Chile, Argentina y Brasil).

Image placeholder title

Radio Trece tiene noticiarios y programas de espectáculos. Uno de éstos fue conducido por Gustavo Adolfo Infante. Al reducirse este espacio, Radio Trece podría migrar a la FM, como lo han hecho más de 500 concesionarios de AM en el país, luego de un programa de transición que inició en septiembre de 2008, pero que dejó en la incertidumbre a operadores de AM (más de 160), ubicados en las grandes ciudades, como el Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara y ciudades fronterizas, justo por la restricción técnica de los 800 kHz.

La petición de Quiñones puede ser atendida. De acuerdo con el Programa de Reorganización del Espectro para Estaciones de Radio y Televisión, emitido el 16 de septiembre de 2014, el IFT lleva a cabo los trabajos para modificar la norma técnica de FM. Para ello se reactivaron estudios y pruebas con el fin de avalar el cambio de estas disposiciones.

Lo ocurrido con Radio Trece ha puesto sobre la mesa la discusión si realmente la AM está en una grave crisis y si esto llevará al cierre de más estaciones.

César Hernández Espejo, ex director general de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), dijo a Radio World América Latina que el panorama de Radio Trece no es distinto al de las demás emisoras de AM en la Ciudad de México.

“Las estaciones de AM que siguen operando en el Distrito Federal pertenecen a los grandes grupos, pero pienso que las financian con los ingresos de sus emisoras de FM. Las AM tienen poca publicidad y pocas pueden captarse con calidad en los radios de los hogares y portátiles, un poco mejor en los automóviles, pero ahí las personas prefieren la FM”, dijo.

Hernández Espejo dijo que aunque la transición a la radio digital podría dar un nuevo respiro a la AM y FM, es un proceso que no ha llegado al éxito. “Sabemos que ya están transmitiendo unas pocas estaciones en radio digital en el país, pero pocas personas las escuchan por carecer de radios receptores digitales en el mercado. Además, no hay suficientes emisoras por escuchar en esta nueva tecnología”, dijo.

Beatríz Mancebo del Castillo, productora de radio con más de 10 años de experiencia, dijo que es evidente la disminución importante de la audiencia de la banda de AM. “Los jóvenes ni siquiera conocen esa banda; ahí están las estadísticas”, dijo.

Image placeholder title

Esto explica el por qué el gobierno decidió lanzar un salvavidas a la industria al otorgarles las frecuencias de FM y que podría ampliarse con la modificación de la norma técnica de 800 kHz a 400 kHz en la banda de FM.

Sin embargo, aún con las nuevas disposiciones técnicas, no habrá frecuencias de FM para toda la radio de AM.

No es algo tan adverso si se considera que decenas de concesionarios en el país que fueron beneficiados con frecuencias de FM, y que podrían apagar sus transmisores de AM, han solicitado al IFT continuar sus transmisiones en AM. La razón: con la AM logran una mayor cobertura y alcanzan a más poblaciones, lo que es benéfico para las audiencias al seguir con una opción más en su receptor de radio y, claro, para los anunciantes.

Este factor también podría explicar la decisión del IFT de otorgar, para fines de este año, 71 frecuencias de AM, de las cuales 66 serán licitadas para uso comercial. Las otras cinco serán destinadas para uso público (gobierno o universidades) y uso social (comunitarias e indígenas).

Si la licitación es exitosa, será un indicio claro de que la crisis de Radio Trece no es necesariamente la crisis de la radio AM en México.

Gabriel Sosa Plata es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y periodista, que contribuye regularmente con artículos para Radio World desde México.

Related