Se reconoce un sector marginado - Radio World

Se reconoce un sector marginado

Author:
Publish date:

Montevideo, Uruguay — Las radios comunitarias han sido legalizadas en Uruguay y la aplicación de la regulación presenta nuevos desafíos. Eduardo Curuchet entrevistó a Oscar Orcajo, especialista en el tema. Orcajo es licenciado de comunicación, investigador, director de la emisora universitaria UNI Radio e integrante del Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria (CHARC).

Image placeholder title

Radio World: ¿Qué es el Consejo Honorario Asesor de Radiodifusión Comunitaria (CHARC)?
Oscar Orcajo:
Es el organismo encargado de acompañar el proceso de regularización de las radios comunitarias. Es un organismo plural integrado por organizaciones de la sociedad civil y el estado, y se encargó de evaluar los proyectos que se presentaron al Censo de Radios Comunitarias.

La opinión del CHARC es preceptiva. La decisión final para autorizar o no a una radio comunitaria recae finalmente en el Poder Ejecutivo. Hasta el momento se han seguido todas las recomendaciones del CHARC, tanto para aprobar como para rechazar. En el tema de comunicación es el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) el que tiene la última palabra, fundamentalmente a través de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (DINATEL) y la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaciones (URSEC), en el aspecto de regulación técnica.

RW: ¿Cuál es la situación actual de las radios comunitarias uruguayas?
Orcajo:
La ley que las regula se aprobó en el 2007. En 2010 se cerró — en el sentido de dar por terminadas las evaluaciones — un censo nacional de difusoras comunitarias para saber cuántas estaban emitiendo en ese momento. El mismo era voluntario y la intención fue ver cuáles de ellas querían y podían ser autorizadas en el marco de la nueva legislación, que reconoció por primera vez la existencia de este tercer sector radiofónico. Se presentaron 412 proyectos.

RW: ¿Qué pasos dio el CHARC con los resultados de este censo?
Orcajo:
Evaluamos las propuestas y dimos opinión favorable sobre 89 proyectos. Actualmente hay 38 que ya fueron autorizadas por el Poder Ejecutivo, y el resto aún está por regularizarse su funcionamiento.

RW: Se presentaron más de 400 radios, pero el organismo autorizó menos de 100, ¿a qué se debe la negativa?
Orcajo:
La ley en lo conceptual es ejemplar a nivel mundial y es clara al respecto. Una radio comunitaria es aquella que tiene en sus cometidos, y planes, brindar servicios a la comunidad, promueve la participación de la ciudadanía y su propiedad es colectiva. Las que no entraban es esa categoría fueron rechazadas.

Muchas eran empresas comerciales, otras eran de corte netamente religioso y algunas de neto carácter político partidario. Por esas características no se consideran emisoras comunitarias y el CHARC no las aprobó.

Otras, que si pueden ser comunitarias, pero que se equivocaron o no llegaron a tiempo para presentarse en el censo — que buscaba regularizar la situación de las radios comunitarias que ya existían — tendrán otra nueva oportunidad y podrán presentarse al primer llamado para el sector de radios comunitarias que promoverá el gobierno.

Se estima que hay unas 500 radios sin regularización que siguen emitiendo.

RW: ¿Cómo actúa el gobierno ante esta situación de transición cuando ya tienen una ley aprobada?
Orcajo:
Ese es un punto delicado, pues uno de los puntos débiles de la ley fue que no tiene presupuesto. Por eso, entre otras cosas, se enlentece el proceso de regularización de la situación de las emisoras comunitarias y de aquellas que no lo son.

Frente a esta realidad el órgano de contralor que es la URSEC actúa con mesura. Por ahora, y hasta que no se haga el próximo llamado, sólo se interviene a aquellas emisoras que son denunciadas. Habitualmente es por interferencias con otras emisoras. Primero, se les precinta el transmisor y si vuelven a ser reincidentes, ahí sí se incauta el equipamiento.

Pero se está actuando con mucha tolerancia hasta que se produzca el primer llamado y se terminé de regularizar el espectro. También hay que señalar que está siendo difícil de aplicar la normativa sin los recursos adecuados.

RW: ¿Qué importancia tiene este proceso que han iniciado respecto a las radios comunitarias?
Orcajo: Lo más importante es que se reconoce un sector que antes estaba marginado y criminalizado; esto incide en la democratización de las comunicaciones y la sociedad.

Envíe sus comentarios sobre Línea Directa a: rocampo@nbmedia.com

Related