Un embudo como solución sencilla - Radio World

Un embudo como solución sencilla

Las lluvias fuertes o las nevadas intensas empapaban o enterraban los explosores en su instalación de cinco torres, provocando una reducción en la potencia de la ROET.
Author:
Publish date:

Las lluvias fuertes pueden ser devastadoras para cualquier instalación de AM. Harry Bingaman, de Sunbury Broadcasting, habla del problema que ocasionan las gotas de lluvia.

Las lluvias fuertes o las nevadas intensas empapaban o enterraban los explosores en su instalación de cinco torres, provocando una reducción en la potencia de la ROET (relación de ondas estacionarias de tensión). El problema era más habitual durante la operación diurna de 10 kW.

Para solucionarlo, Harry instaló un embudo invertido en el extremo de cada torre del explosor, como se ve en la Fig. 1, y el inconveniente se resolvió.

Él recomienda utilizar un buen embudo fabricado con un material que no se dañe con los rayos UV. Harry descubrió que el color amarillo funciona mejor.


Probó un embudo de plástico transparente, pero este no duró mucho tiempo. La única ventaja fue que la transparencia permitió ver el nido de abejas ¡antes de que ellas nos vieran a nosotros!

La Fig. 2 muestra cómo el embudo se sostiene en la parte superior del explosor, protegiendo completamente la parte inferior.

Gracias por tu ingenio, Harry. Nos diste un buen consejo que resulta poco costoso de implementar y soluciona un problema.


John Bisset

Related

Image placeholder title

La brea como solución al robo de cobre

Incluimos algunos comentarios recientes de Jon Bennett sobre un aumento en el robo de cobre en las emisoras de Richmond, Virginia. Jon se jubiló como ingeniero jefe de mercado de Cox y ahora trabaja en dicha área de manera independiente.

Image placeholder title

Realice un mantenimiento completo

¿Cuándo fue la última vez que inspeccionó sus torres? La Figura 1 muestra una torre de onda media cercada. La cerca luce un poco débil, pero al menos el pasto está corto. Parece un sitio aceptable, ¿verdad? No vayamos tan