Mantenimiento de las líneas dieléctricas

Author:
Publish date:

Bueno, ahora que estamos dentro del edificio del transmisor, empezaremos con las líneas dieléctricas de aire.

Mantener las líneas dieléctricas de aire presurizadas y sin humedad alguna es indispensable para que las instalaciones de FM y AM de alta potencia que las utilizan funcionen sin sobresaltos. Dejar que un tanque de nitrógeno se vacíe por completo o no reparar un deshidratador puede ocasionar condensación en el interior de la línea, lo cual resultaría en un incendio súbito.

La Figura 1 muestra las líneas que resultaron dañadas porque un cazador las utilizó para practicar su puntería. No obstante, ya sea que el daño haya sido ocasionado por un cazador o por la humedad, la formación de arcos voltaicos le complica el día del ingeniero a cargo. A la derecha se encuentra el conector superior, cortado de la línea que se quemó. El conector inferior también estaba muy arruinado.

Observe el hollín en el aislamiento de teflón. Generalmente la línea rígida puede desarmarse, limpiarse haciendo pasar por el interior trapos humedecidos con alcohol, inspeccionarse y volver a armarse.

Los numerosos salientes de la línea flexible más la incapacidad de quitar el conductor central a menudo arruinan la línea por completo cuando se produce un daño semejante al mostrado en la Figura 2.

Es preciso comprobar la presión de nitrógeno regularmente. Invierta algunos cientos de dólares en un interruptor de alarma de baja presión.

Este interruptor puede conectarse al control remoto e instalarse en la línea de transmisión para dar una advertencia en presencia de baja presión (igual que cuando el cazador utiliza la línea para practicar su puntería). Recuerde que aunque algo de presión positiva en la línea es útil, el punto es no dejar que la presión baje a cero.

-- John Bisset

Related