Acercamiento entre EE.UU. y Cuba podría apaciguar guerras de las ondas aéreas

Las Autoridades Temporales Especiales (STA) que protegen a las emisoras de AM del sudeste de los Estados Unidos contra la interferencia podrían seguir por un tiempo
Author:
Publish date:

Por Randy J. Stine

La interferencia intencional proveniente de Cuba a las emisoras radiales de AM de los Estados Unidos, mayormente en el sur de Florida, se ha vuelto menos problemática en años recientes. Las relaciones recientemente mejoradas entre los Estados Unidos y la nación isleña de régimen comunista podrían eliminar el problema para siempre, según varios observadores.

Image placeholder title

Los esfuerzos del ex líder cubano Fidel Castro por bloquear la llegada de las transmisiones estadounidenses a su país, a veces denominadas “guerras radiales”, están bien documentados. Las transmisiones radiales cubanas de alta potencia han interferido ocasionalmente con las transmisiones radiales de AM de los Estados Unidos desde mediados de la década del 80.

La mayoría de los expertos en AM con los que nos comunicamos con motivo de este artículo creen que la guerra electrónica fue en respuesta al lanzamiento de Radio Martí en 1984 por parte del gobierno de Estados Unidos.

La Junta de Gobernadores de Transmisiones (BBG) es una agencia federal independiente responsable de la difusión internacional civil auspiciada por el gobierno de los Estados Unidos. Su Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB) supervisa Radio Martí, cuya misión es promover la libertad y la democracia llevando noticias objetivas y programas informativos a los habitantes de Cuba.

Cuba, que queda a unos 145 kilómetros al sur de Key West, Florida, continúa interfiriendo con las transmisiones de onda corta y media de Radio Martí dirigidas a ese país habitualmente.

Según algunas fuentes, Cuba no ha firmado el Acuerdo de la Región II de la Unión Internacional de Telecomunicaciones que rige las asignaciones radiales del hemisferio occidental, y el país no se ajusta a las restricciones de tal acuerdo. En un momento, Cuba empleaba una red de transmisores de AM de alta potencia que creaban ruido para interferir intencionalmente con las señales de difusión de las emisoras de AM llegando tan lejos como Utah, Minnesota, Iowa y Ohio, según observadores.

“La evidencia puramente anecdótica... parece mostrar que ahora la interferencia desde Cuba es menos problemática”, afirmó alguien que conoce muy bien la situación.

El presidente y director ejecutivo de la Asociación de Difusoras de Florida, Patrick Roberts, dijo que la cantidad de casos informados de interferencia ha disminuido en la última década, a pesar de que parte de la mejora podría atribuirse a los aumentos de potencia en una decena o más de emisoras de AM en Florida.

“En verdad no hemos recibido ninguna queja reciente [sobre interferencias]. Solía ser un problema constante, pero se ha solucionado bastante en los últimos años. Diría que la situación ha ido mejorando a lo largo de los últimos 10 años”, afirmó Roberts. Predice que tal interferencia disminuirá aún más gracias al cambio en la política.

Durante años, algunas emisoras de AM en Miami y en toda la Florida han funcionado a niveles de potencia incrementados en virtud de una Autoridad Temporal Especial (STA) de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos para poder combatir los efectos de la interferencia, según Roberts.

Por ejemplo, la emisora iHeartMedia WINZ(AM), Miami, a 940 kHz tiene licencia para 50 kW durante el día y 10 kW durante la noche pero ha funcionado a 25 kW durante la noche, avalada por la STA para sobrepasar la interferencia de las ondas aéreas provenientes de la emisora cubana CMKD, según los registros de la FCC.

Image placeholder title

El presidente y director ejecutivo de la Asociación de Difusoras de Florida, Patrick Roberts, afirmó que el número de casos de interferencia informados ha disminuido durante la última década. La STA data de 1981; la comisión ha venido regularmente concediendo las extensiones a intervalos de seis meses. WINZ hace poco recibió una extensión en septiembre de 2014; expiró el 5 de mayo de 2015, según datos de la FCC.

“Esta autoridad está sujeta a finalización si se reduce la potencia o cesa el funcionamiento de la operación cubana o si así lo ordena la comisión a WINZ, en cuyo momento WINZ deberá volver a los parámetros de operación que define la licencia”, afirma la comisión en sus documentos.

La FCC dijo que el número exacto de emisoras de AM que emplean una mayor potencia en virtud de una STA que las ayuda a sobrepasar la interferencia cubana no está disponible.

En el área de Miami, emisoras de AM como WAXY (Lincoln Financial Media), WQAM (CBS Radio), WHIM (Caron Broadcasting, subsidiaria de Salem Communications), WIOD (iHeartMedia), WQBA (WQBA[AM] License Corp.) y WSUA (WSUA Broadcasting Corp.) cuentan con arreglos similares, según observadores.

Las AM que funcionan con STA podrían enfrentar desafíos para renovar sus autorizaciones si ya no pudieran ser justificadas, según quienes conocen a fondo la práctica.

Roberts cree que las AM que actualmente tienen STA las mantendrán. “Muchos vienen transmitiendo a estos niveles aumentados de potencia desde hace un largo tiempo. No creo que haya un cambio en la política de la FCC sin importar cuánto mejoren las relaciones entre los dos países”.

Las difusoras de AM afectadas por la interferencia constante durante la década del 80 hasta la primera década del siglo XXI han gastado muchísimo dinero en sus instalaciones para realzar los niveles de potencia y construir conjuntos direccionales, según un experto radial de AM.

Varios consultores de ingeniería de difusión conocedores de las AM del sur de la Florida se negaron a realizar comentarios para Radio World debido a la naturaleza sensible del trabajo de sus clientes.

Los expertos creen que el importante giro en la política de los Estados Unidos hacia la isla de régimen comunista anunciado a fines del año pasado por el presidente Barack Obama podría finalmente aumentar el flujo de medios gratuitos hacia Cuba.

Sin embargo, el impacto a largo plazo de los desarrollos más recientes en las transmisiones de Radio Martí a Cuba no está claro, según afirmaron aquellos familiarizados con el servicio del gobierno. La OCB tiene un pedido de presupuesto para 2015 de US$27,1 millones; dicha oficina emplea a unos 117 empleados, además de contratistas.

El director de la OCB, Carlos García-Pérez, dijo que el cambio en la política de los Estados Unidos con respecto a Cuba no cambia la misión de Radio Martí, la cual consiste en transmitir noticias e información a Cuba, de modo que sus ciudadanos puedan tomar decisiones bien fundadas con respecto a su futuro. Radio Martí “es más relevante ahora que nunca. Nuestro trabajo es más importante que nunca”, dijo García-Pérez.

Compara el trabajo de Radio Martí con otra programación respaldada por el gobierno, tal como la de Radio Free Europe, “que aún transmite a lo que son ahora naciones aliadas. Han continuado con las transmisiones en esos casos”, dijo García-Pérez.

Según él, Cuba logra interferir algunas de las transmisiones de 24 horas de onda corta y media de Radio Martí, pero no todas.

Image placeholder title

El rapero cubano Naykon (centro) se une a Juan Juan Almeida de Radio Martí (izquierda) y Lizandra Díaz Blanco (derecha) en ‘1800 Online’, presentando entrevistas irreverentes con blogueros, artistas, emprendedores, aficionados a la tecnología, celebridades de los deportes y el entretenimiento, cruzando el puente entre los cubanos que viven en la isla y fuera de ella. El servicio radial del gobierno también se vale del uso de las redes sociales, los dispositivos móviles y su sitio Web para esquivar la interferencia en las transmisiones y llevar contenido a Cuba, dijo García-Pérez.

“Las cifras que tenemos de hits en el sitio Web han crecido desde el anuncio del presidente Obama. Nuestro sitio Web brinda herramientas de evasión para ayudar a nuestra audiencia en Cuba a eliminar las censuras”, dijo García-Pérez.

La OCB también usa mensajes de texto SMS para comunicarse directamente con casi un millón usuarios de celulares cubanos, según su sitio Web.

No todos apoyan a Martí, la cual enfrenta un creciente escrutinio político.

En enero, la representante del partido demócrata por Minnesota, Betty McCollum, reintrodujo una medida para terminar con el financiamiento de Radio y TV Martí, proveniente de los impuestos que pagan los estadounidenses. Durante los 30 años en que los Estados Unidos han solventado estos esfuerzos, ellos les han costado a los estadounidenses unos US$770 millones y en 2015, las transmisiones a Cuba les costarán US$27 millones, según McCollum, quien caracterizó en su escrito a Radio y TV Martí como “artefactos desactualizados de la guerra fría” y “radiodifusión propagandística”.

McCollum envió el mismo proyecto en 2011, pero la medida no logró obtener el apoyo suficiente en el congreso.

El nuevo director ejecutivo de BBG, Andrew Lack, contratado en enero, no ha realizado comentarios en público sobre cómo podrían impactar a Radio y TV Martí los desarrollos más recientes.

El Comité para las Transmisiones Internacionales de Estados Unidos (CUSIB), el cual se describe a sí mismo como una organización no partidaria, no gubernamental que trabaja para fortalecer el flujo de noticias sin censura a los países con entornos de medios restringidos y en desarrollo, sigue apoyando a Radio y TV Martí.

“No es el momento de recortar o eliminar el financiamiento de la OCB”, dijo Ann Noonan, cofundadora del CUSIB. “El financiamiento de la OCB no es una pérdida de dinero”.

CUSIB ha advertido que es improbable que los cambios en la relación entre los Estados Unidos y Cuba resulten rápidamente en una prensa libre en Cuba.

En enero, Raúl Castro “llamó a terminar con la transmisión de Radio y TV Martí hacia Cuba para poder normalizar las relaciones, por ello es improbable que Cuba adopte la idea de un prensa libre”, expresó Noonan.

El cofundador del CUSIB, Ted Lipien, destacó en el Digital Journal en línea en enero que a los periodistas de Radio y TV Martí aún no les era permitido viajar a Cuba e informar desde allí.

El régimen de Castro “probablemente luche con uñas y dientes para evitar la libertad de medios”, escribió A. Ross Johnson, ex director de Radio Free Europe, y S. Enders Wimbush, ex miembro de BBG, en un artículo de opinión del Washington Post en enero.

Related

Image placeholder title

Las inspecciones son inevitables

El ingeniero independiente Ron Gnadinger recibió la visita de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos en una de las cinco emisoras radiales que dirige desde la península de Michigan. Fig. 1 Reemplace el conducto flexible restrictivo