USUARIOS: Una FM de Alaska se enciende con GatesAir

El transmisor Flexiva preensamblado con caja acústica resuelve varios problemas
Author:
Publish date:

POR THOMAS OSENKOWSKY
Ingeniero en jefe
Tanana Valley Television and Radio

Image placeholder title

FAIRBANKS, Alaska — Desde sus comienzos como una pequeña emisora local, Tanana Valley Television and Radio experimentó un crecimiento que en los últimos años ha sido especialmente importante. Esto incluye la incorporación de tres emisoras de radio, entre las que se cuenta KNLT(FM), una emisora de 10 kW situada a unos 480 kilómetros al sur de la ciudad de Palmer.

En KNLT estaba todo por hacer y quisimos obtener la mayor cantidad posible de equipos de un mismo proveedor. Como el transmisor se encontraría en un lugar remoto, necesitábamos un equipo que fuera confiable y eficiente, y que tuviera mínimos requisitos de mantenimiento, costos operativos y visitas al establecimiento. Tras la evaluación, todo indicaba que GatesAir era la opción ideal para KNLT.

KNLT comenzó a funcionar como una emisora de 1 kW. Con plazos muy ajustados, GatesAir nos suministró una caja acústica totalmente equipada, con el aislamiento necesario para resistir las condiciones climáticas a la intemperie. La caja acústica preensamblada constaba de un transmisor Flexiva, una antena y todos los componentes necesarios en términos de RF, EAS, enfriamiento, conexiones eléctricas y soporte. En no más de 24 horas, el sistema ya estaba listo para realizar la primera salida al aire, con suministro de audio desde Fairbanks al transmisor a través de un códec de enlace IP de GatesAir.

Posteriormente recibimos aprobación para incrementar la potencia a 10 kW y le encargamos a GatesAir un transmisor Flexiva FAX de mayor potencia, enfriado por aire. Una vez más, GatesAir nos proporcionó un sistema de RF listo para funcionar, línea de transmisión, línea dura y componentes de soporte de transmisión. También compramos una consola analógica Oasis de GatesAir y un segundo enlace IP para un nuevo estudio local. Con un enlace IP tanto en el estudio local como en Fairbanks, tenemos una extraordinaria flexibilidad que nos permite cambiar el material de programación que se transmitirá con el Flexiva cuando sea necesario.

El proceso de instalación fue sencillo y eficiente. Había muy poco que hacer, además de cortar la línea dura e instalar una nueva caja de transmisión que pudiera contener el transmisor más grande. Colocamos los amplificadores y las fuentes de alimentación deslizables en su lugar, y le encargamos a un electricista de la zona la conexión eléctrica de la nueva caja con el transmisor. Conectamos el transmisor a una carga ficticia para realizar una prueba y todo salió bien desde el primer momento.

El diseño del interior es modular, con lo que el trabajo requerido es mínimo. La presencia de amplificadores y fuentes de alimentación que pueden intercambiarse sin necesidad de interrumpir el funcionamiento simplifica mucho el mantenimiento del Flexiva. A modo de experimento, extraje un amplificador y una fuente de alimentación poco después de que la primera transmisión saliera al aire. El Flexiva respondió según lo prometido, sin perder demasiada potencia. Cada vez que falla un módulo, la potencia no disminuye a la mitad ni mucho menos, sino que se reduce proporcionalmente.

El beneficio de la modularidad, en este caso, es que yo puedo encargarle a un contratista local que cambie rápidamente un amplificador de potencia o una fuente de alimentación, en lugar de tener que ir yo mismo al lugar para realizar esa tarea. Este nivel de confiabilidad y eficiencia en el mantenimiento permite reducir considerablemente los costos operativos del transmisor durante toda su vida útil. Nuestra meta, prevista para más adelante, es adquirir un nuevo Flexiva para reemplazar el único transmisor de tubos que nos queda y eliminar, de ese modo, los elevados costos que este equipo genera en términos de mano de obra y refrigeración.

El diseño del Flexiva incluye el excitador FAX de GatesAir y un Orban Optimod incorporado para procesamiento de audio. El Optimod tiene un excelente rendimiento en cuanto al uso de la modulación disponible y el excitador es estable, de modo que prácticamente no tengo que preocuparme por el comportamiento de la señal. A partir de las funciones de IP incorporadas, podemos utilizar equipos de control remoto Burk para realizar un monitoreo por SNMP y conectarnos a la interfaz gráfica del usuario (GUI) incorporada a través de una conexión IP, cuando es necesario realizar una inspección más minuciosa. Esto nos garantiza total transparencia, ya que podemos explorar diversas lecturas en cualquier ubicación, y nos da la libertad necesaria para reconfigurar parámetros cuando sea necesario.

GatesAir se ha convertido en uno de nuestros proveedores preferidos. Además de suministrarnos la mayoría de los sistemas de transmisión, de las conexiones entre el transmisor y el estudio (STL) y de los equipos del estudio que resultan indispensables para que KNLT pueda funcionar, también nos ha proporcionado transmisores de TV digital Maxiva VAX VHF para dos de nuestros canales de televisión.

Con un diseño similar al de Flexiva, los transmisores Maxiva proporcionan la misma modularidad y eficiencia operativa. Y, si bien el ahorro de energía obtenido no es tan pronunciado como el que se logra con el Flexiva debido a la condición exclusivamente analógica de KNLT, los transmisores Maxiva DTV nos han permitido reducir el consumo de energía casi un 66 por ciento, con lo que hoy tenemos un tercio del costo que debíamos afrontar cuando utilizábamos transmisores de otra marca y una reducción drástica del costo mensual de la luz.

Estamos muy satisfechos tanto con el rendimiento de los transmisores de GatesAir como con el beneficio previsto para esa inversión.

Related