Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×

 
 

¡Hora de limpiar la torre, muchachos!

Cuando vemos la imagen de un árbol aislado en un campo, por lo general, allí se esconden tirantes y un anclaje.

Fig. 1: Un árbol aislado en un campo por lo general señala un punto de anclaje. Quienes somos lectores de larga data sabemos que, cuando vemos la imagen de un árbol aislado en un campo, por lo general, allí se esconden tirantes y un anclaje.

Fig. 2: Disminuya el óxido y los posibles daños en los anclajes recortando los arbustos. Las Figuras 1 y 2 no son la excepción. No sé con certeza por qué a los arbustos y los árboles les gusta crecer alrededor de los anclajes de las torres; quizá se deba a que el equipo encargado de cortar el pasto no llega tan cerca de los anclajes de tierra como para controlar el desarrollo de las matas, lo que probablemente sea algo bueno. Las segadoras y los puntos de anclaje no son compatibles.

Por eso, el trabajo puede recaer en usted, no vaya a ser que crezca un bosque alrededor de los anclajes. Estos son algunos consejos útiles para abordar el problema.

Recorte los arbustos manualmente, cortando los troncos al nivel del suelo. Tenga cuidado al aplicar productos químicos para matar las raíces hasta asegurarse de que no afectarán el anclaje enterrado. También actúe con cautela al desenterrar y arrancar las raíces.

Fig. 3: ¿Puede encontrar el anclaje? Está enterrado en una maraña de malezas. El problema puede agravarse cuando un grupo de matorrales espinosos crece alrededor del anclaje. Así es, hay un anclaje oculto en la Figura 3. Como se ve en la Figura 4, las espinas son puntiagudas; por lo tanto, manipúlelas con guantes gruesos y tijeras de podar de hojas curvas.

Fig. 4: Los arbustos espinosos pueden dificultar bastante la limpieza del terreno. No deje las ramas que cortó sobre el suelo porque pueden atraer criaturas y sus nidos. En cambio, utilice bolsas de papel gruesas para los desperdicios del jardín. De este modo, las ramas no se asomarán por los costados, facilitando el traslado.

Después de remover las matas, inspeccione cuidadosamente el sistema de anclaje para encontrar óxido, corrosión o cualquier otro agente que ponga en riesgo el punto de anclaje. Una buena idea es tomar una foto digital para documentar el estado.

John Bisset

Close