La onda corta continúa cambiando

Al mismo tiempo, los millones de oyentes que acostumbraban sintonizar la onda corta también están abandonando dichas bandas.
Author:
Publish date:

Conocidas en el pasado por ser el medio de transmisión principal para el Servicio Mundial de la BBC, la Voz de los Estados Unidos (VOA) y Radio Moscú, las bandas radiales de onda corta entre los 1.800 y 30.000 kHz están perdiendo relevancia para los objetivos de política exterior de muchos gobiernos. Al mismo tiempo, los millones de oyentes que acostumbraban sintonizar la onda corta también están abandonando dichas bandas.

Por James Careless

"En Norteamérica, Europa y el Lejano Oriente, la audiencia de onda corta ha declinado de manera masiva", dijo Andy Sennitt, quien ha sido observador de la onda corta por largo tiempo y es editor a cargo del sitio Web "Media Network" de Radio Netherlands. "En otras regiones, como África y el sur de Asia, su declinación ha sido menos rápida, pero las audiencias aún siguen disminuyendo de manera significativa".

"En India, la 'escucha del día anterior' de la onda corta en general cayó del 7,4 al 2,3 por ciento de 2003 a 2008", dijo Kim Andrew Elliott, analista de investigación de audiencia de la Agencia Internacional de Difusión Radial (IBB) de los Estados Unidos. (La "escucha del día anterior" hace referencia a lo que responden las personas cuando se les pregunta: "¿qué emisoras radiales escuchó ayer?").

El caso de África es aún peor: "En Kenia, la 'escucha del día anterior' de cualquier onda corta bajó del 25 al 3 por ciento de 2003 a 2011", dijo Elliott.

Desde el fin de la Guerra Fría, las cambiantes necesidades de los oyentes, la expansión de la radio privada y el crecimiento concurrente de la radio FM cambiaron de manera importante los mercados radiales de Europa y de otros lados. Sin embargo, la radio de onda corta siguió siendo valiosa para muchas personas de los países en vías de desarrollo.

Los receptores eran relativamente baratos y servían como una "cuerda de rescate" para audiencias con medios nacionales reducidos al extremo. Si uno le suma a ello todos los aficionados en todo el mundo que se valían de la onda corta para escuchar noticias globales (vistos por los gobiernos extranjeros como importantes tomadores de decisiones a nivel político en sus países de origen), logra entender por qué las bandas de onda corta subsistieron muy bien hasta entrada la década del 90.

Desgraciadamente para la radio de onda corta, poner en funcionamiento los antiguos transmisores de alta potencia utilizados para enviar transmisiones en todo el mundo es costoso. Y a medida que se implementan programas de austeridad y se contraen los presupuestos, las transmisiones de onda corta se están convirtiendo en un lujo.

Incluso cuando se conservaron tales transmisiones, la calidad del sonido por lo general fue baja, debido a que las señales de AM debían recorrer distancias muy largas. Si a ello se le suman la interferencia y el desvanecimiento de la señal, la escucha de onda corta hacía que, en comparación, las transmisiones de onda media de los medios locales sonaran como FM.

Con todo, cuando no había otras opciones para la combinación de información abierta y alcance global que ofrece la onda corta, el medio estaba en su plenitud. Pero en la actualidad, las cosas han cambiado.

Por ejemplo: "más personas tienen acceso a la televisión", dijo Kim Andrew Elliott. "Muchas personas en todo el mundo miran CNN International, Al Jazeera, y demás canales internaciones en busca de noticias".

Una vez que las fuentes de noticias televisivas se globalizaron, la onda corta perdió su monopolio informativo.

"Para la gente joven, la onda corta es anticuada, como un gramófono a cuerda", dijo Andy Sennitt.

Como consecuencia de ello, "la onda corta no está siendo elegida por los oyentes de hoy", dijo André Mendes, director de información y de innovación técnica de la Broadcasting Board of Governors (Junta de Gobernadores de Transmisiones) de los Estados Unidos, la cual supervisa a la IBB y VOA. "Están optando por la radio local, la TV, la Web y los teléfonos móviles", dijo, "y nosotros los seguimos".

No obstante todo lo dicho, no todas las personas creen en el concepto de que la radio de onda corta está destinada a la irrelevancia.

Uno de los escépticos es Jeff White, gerente general de la emisora comercial de onda corta WRMI en Miami, Florida. White estableció WRMI en 1994, y ha ayudado a otras radiodifusoras religiosas y comerciales de los Estados Unidos a establecer emisoras a través de la Asociación Nacional de Radiodifusoras de Onda Corta (NASB).

"Pienso que las declaraciones realizadas por algunas de las radiodifusoras internacionales más importantes de que están reduciendo o eliminando sus transmisiones de onda corta debido al descenso de la audiencia son profecías que ellos mismos se encargaron de cumplir", dijo White. "Afirman que ya no tienen tanta gente que los escuche en onda corta como antes, pero a menudo es porque han estado disminuyendo sistemáticamente sus transmisiones en onda corta".

El Servicio Mundial de la BBC y VOA se encuentran entre las muchas radiodifusoras estatales que están enfrentando recortes presupuestarios. Para sobrellevarlos, han optado por recortar drásticamente la radio de onda corta, en favor de las tecnologías más recientes.

Un caso puntual: Tanto el Servicio Mundial de la BBC como VOA han dejado de transmitir en idioma chino mandarín a China, a pesar del control de dicho país sobre los medios nacionales y su bloqueo de los sitios de Internet extranjeros que contradicen sus ideologías. Sin embargo, los cortes no son totales y dicho servicio continúa con sus transmisiones en idioma chino cantonés, y la difusión de Radio Free Asia a cargo de la IBB desde Estados Unidos a China en chino mandarín.

White piensa que tales recortes tienen la vista muy corta. "La onda corta tiene un lugar de importancia, sin lugar a dudas, para llegar a países donde los medios nacionales son totalmente controlados por gobiernos totalitarios, países como Corea del Norte y Cuba", dijo. "En la mayoría de estos países, la Internet no está disponible para la mayoría de los ciudadanos, e incluso si algunos de ellos tienen acceso, es limitado. Los sitios Web que presentan cualquier elemento derogatorio del régimen son bloqueados, de modo que la onda corta es prácticamente la única manera se tiene de llegar a estas poblaciones".

Y no todas las naciones están alejándose de la onda corta.

"Incidentalmente, mientras las emisoras de onda corta occidentales han venido realizando recortes, China Radio International ha venido expandiendo muchísimo su operación de onda corta a través de sus propios transmisores y gran cantidad de tiempo de retransmisión comprado a transmisores del extranjero", dijo White. "Hugo Chávez, el presidente de Venezuela, está construyendo un centro de transmisión de onda corta de grandes proporciones en Venezuela con la ayuda de los chinos. No puedo culpar a estos países por haberse dado cuenta del poder de marketing que la onda corta tiene para ellos".

Afganistán y otras varias naciones, así como las difusoras religiosas, están usando onda corta cada vez más. En Europa, algunas radiodifusoras privadas periódicamente recurren a la onda corta como otra opción de transmisión. La radiodifusora comercial de música KBC Radio, con sede en Países Bajos, volvió a la onda corta en noviembre de 2011.

Kim Andrew Elliott afirmó que está convencido de que la radio de onda corta todavía tiene relevancia en la era de la Internet. De hecho, "a medida que más naciones desarrollen más métodos potentes para bloquear el contenido de Internet, la onda corta puede venir al rescate", dijo. "Esto probablemente se llevará a cabo a través de texto vía onda corta, un modo mucho más eficiente que la voz. El texto vía onda corta puede ser utilizado para que unos pocos usuarios claves en un país puedan recibir noticias sin censura, los cuales podrían, a su vez, pasar la información vía blogs y medios sociales dentro del país.

Si bien puede que los fanáticos de la onda corta no estén contentos debido a la menor cantidad de programación en las bandas de onda en la actualidad, existe una ventaja para los amantes de las señales DX.

"La reducción de las horas de frecuencia por parte de otras radiodifusoras internacionales podría permitir la recepción de señales DX de baja potencia (las cuales solían verse bloqueadas por señales más potentes); por lo tanto, el aficionado a la onda corta todavía tiene mucho por escuchar", dijo Sennitt.

-- James Careless es un colaborador frecuente de Radio World desde Ottawa, Canadá.

Related