PxPixel
TALLER DEL INGENIERO: Los amortiguadores de sonido contracorriente pueden proteger la invaluable infraestructura - Radio World

TALLER DEL INGENIERO: Los amortiguadores de sonido contracorriente pueden proteger la invaluable infraestructura

Author:
Publish date:

John McKenna es director de tecnología e ingeniería de la red YES. Comentó sobre nuestra triste historia del ingeniero que ventiló sus transmisores solamente para darse cuenta de que ese “reflujo” de aire exterior dañó los componentes de la unidad de respaldo sin uso.

John se sorprendió de que la persona que instaló este sistema de aire no hubiera colocado un conjunto de contraventanas de celosías en la parte exterior de las ventilaciones. Estos “amortiguadores contracorriente” son casi universales en las partes más frías del país; por medio de un ventilador airean lo que sea, por ejemplo, un transmisor. No solamente las celosías evitan el reflujo de aire, también mantienen el aire frío fuera del edificio si el transmisor permanece apagado durante la noche.

Cuando el ventilador se enciende, la presión de aire mueve las contraventanas y sacan el aire caliente al exterior. Cuando el transmisor se apaga, las contraventanas se cierran y evitan que el aire del exterior ingrese al equipo.

Image placeholder title

Fig. 1: Un amortiguador de sonido contracorriente protege el equipo de transmisión. En el ejemplo de nuestra columna anterior, el reflujo a través del transmisor que no está operativo crea una presión negativa en el ducto y sirve para ajustar aún más las contraventanas cerradas. Esto mantiene la humedad del aire exterior fuera del equipo.

Como se puede ver en la imagen de la Fig. 1, hay una pequeña curva en forma de V en la parte inferior de la celosía que permite cerrarla bien ajustada alrededor de la bisagra del engrane de abajo. Esto sella la apertura de la celosía cuando está cerrada. Cualquier viento que sople contra esta o la presión negativa de la parte posterior ajustarán aún más las celosías.

Por supuesto, la imagen pertenece a una contraventana con el flujo de aire que viene desde adentro del edificio, pero existen versiones con la brida de montaje del otro lado para proteger las admisiones de aire. Tenga en cuenta que se pueden abrir de vez en cuando, si el viento sopla de manera directa y no hay presión positiva en el interior. Una alternativa es una campana.

Los muchachos de HVAC (climatización) colocarán una campana en el exterior para proteger del clima la apertura, y dentro del edificio colocarán una trampilla para detener cualquier precipitación que pueda ingresar; de esta manera, se cuida el mecanismo.

Instalar una contraventana de celosía es más económico que hacer funcionar constantemente los ventiladores en el transmisor de respaldo y causar una posible falla de la correa o cojinete. Si usa aire de reposición desde el exterior para refrigeración, coloque un conjunto de contraventanas, con la apertura hacia la planta, en el puerto de admisión para mantener fuera el aire del exterior cuando no se lo necesita. Esto permite ahorrar los costos de aire acondicionado y calefacción.

John le sugiere que contacte a una empresa de mecánica de aires acondicionados que hace láminas metálicas o a una empresa de suministro de AC.

— John Bisset

Related