Vilardevoz revaloriza a la persona
     

Cecilia Baroni (izquierda) y Mónica Giordano
MONTEVIDEO, Uruguay — El 27 de noviembre de 2012, Radio Vilardevoz de Montevideo, que emite desde dentro del Hospital Psiquiátrico Vilardebó, cumplió sus primeros 15 años de actividad. El evento fue festejado el 15 de diciembre junto al equipo técnico, los internos y músicos invitados.

Vilardevoz, además de la producción radiofónica, redunda en un importante medio terapéutico que colabora en la recuperación de los enfermos psiquiátricos que participan en esta experiencia, siendo ellos mismos quienes conducen la programación que se emite todos los sábados de 10:00 a 13:00 horas por FM 95.1 y también en Internet.

Radio World estuvo presente en esa celebración, donde Fredy González realizó esta entrevista con dos psicólogas que desde el comienzo vienen trabajando en este medio, Cecilia Baroni y Mónica Giordano.

Radio World: ¿Cómo nace Vilardevoz, con qué objetivo y con qué fondos?
Mónica Giordano:
Financiación ninguna. Esta radio se hace a puro corazón, deseo, convicción, utopía, y todo eso es lo que sostiene a la radio.

Cecilia Baroni: Para lograr montar la radio en la faz económica recibimos algunas donaciones, algún festival que organizamos, y además a instancias de un club de socios que aportan una pequeña cuota bimensual. También Vilardevoz adonde va lleva un puesto con pins, adhesivos, discos de la radio, el libro “Palabras impacientes”, y con la venta de esos productos seguimos sobreviviendo.

Giordano: Y también con algunos proyectos que vamos presentando y que nos permiten ir mejorando en cuanto a equipos, con la Universidad de la República, con organismos de cooperación internacional y con compañeros de la red comunitaria de AMARC.

Baroni: Nosotros hasta hace poco éramos una radio sin antena, lo cual abarataba muchísimo, pero lo más importante en este proyecto es la cantidad de horas humanas que hay que poner.

RW: ¿Cuál es la filosofía de Radio Vilardevoz?
Giordano:
La de un proyecto colectivo, que lo hacemos entre todos, lo cual genera compromisos en la participación de las personas que siempre están en Vilardevoz, tanto los participantes como el equipo técnico, los estudiantes que vienen de la Facultad de Psicología, de la Facultas de Comunicación, vecinos y amigos.

Es un colectivo que nuclea a un montón de personas de diversos lugares y características pero que se suman a esta lucha por los derechos humanos en general, por la salud mental en particular y por la comunicación alternativa, comunitaria y participativa.

RW: ¿De cuánta gente estás hablando?
Baroni:
Por año están participando unas 200 personas y hay un grupo estable de 40, donde nos incluimos un equipo técnico de 10 personas que incluye psicólogos y tres técnicos en electrónica.

RW: Pero además esta es una experiencia terapéutica.
Baroni:
Sin duda. Vilardevoz además de una radio comunitaria también es un proyecto de rehabilitación en salud mental, donde los psicólogos cumplimos una función específica dentro de la radio que es la de acompañar y sostener los procesos de los internos participantes.

Giordano: Antes de la radio, comenzamos con unos talleres en lo que era la sala de juegos, después resolvimos poner un grabador porque lo que surgía de ahí eran grandes rondas de diálogo e intercambio, y de ahí surgió la idea de romper estos muros para compartir todo ese potencial e instalarlo en un debate público donde la comunidad pudiera también hacerse cargo de lo que para nosotros es la construcción de la locura.

Baroni: El loco es una máquina de hablar, entonces nosotros vimos que ahí había un potencial tremendo que la sociedad se lo estaba perdiendo por encerrar a esos locos en manicomios.

Giordano: Además es un intento de que los locos dejen de ser pacientes para pasar a ser protagonistas en sus propios procesos de salud, cuando también sabemos que la palabra del loco no es reconocida, suena a delirio y no vale nada. Entonces lo que tratamos es de romper con esa idea y ese estigma para poder revalorizar a la persona.

RW: ¿Cómo se dio la relación con la dirección del hospital psiquiátrico al comenzar con la experiencia radial?
Giordano:
En los inicios comenzamos a hacer talleres de radio y las grabaciones de micro programas que emitíamos con emisoras y comunicadores amigos empezaron a generar conflictos con la dirección del hospital. Porque tiene que ver con concepciones diferentes de intervención en salud mental, que evidentemente entran en lucha. Y fue una lucha que la hemos ganado con seriedad y compromiso en el trabajo, y todo eso genera legitimidad.

RW: ¿Hay algún resultado notorio de acción terapéutica?
Baroni:
Sí, es terapéutico para todos los que participamos. Y en el enfermo psiquiátrico se refleja en no volver a internarse o en espaciar las internaciones. En eso influye el desproblematizar y buscar redes. Cuando las personas vulnerables encuentran redes que las escuchen muchas veces se evitan situaciones de soledad y estrés que comprometen muchísimo la salud mental.

Giordano: Acá lo que se intenta es generar otro tipo de procesos y acompañar procesos con otros que siempre van a estar ahí también, lo cual genera lazos, genera afecto y llena también muchos vacíos que tenemos en esta sociedad, que obviamente eso también hace que este hospital exista.

RW: ¿En algún momento se encontraron dentro de la radio con alguna situación difícil de dominar por la propia característica del enfermo psiquiátrico?
Giordano:
Todo el tiempo. Pero te pasa lo mismo cuando vas circulando por la locura de la calle, del afuera. Porque hay un 80 por ciento de personas con problemas mentales en el mundo aunque no estén internados. Lo que pasa es que el imaginario del paciente psiquiátrico es lo que alimenta también toda esa fantasía de que las situaciones complejas o violentas sólo se dan dentro del manicomio.

RW: Escuchando Vilardevoz he notado un gran manejo radiofónico de los internos, que no creo que sea espontáneo.
Baroni:
No, hay un aprendizaje de trabajo que se dio paulatinamente pero es una construcción en conjunto. Vilardevoz se hace en los espacios colectivos donde se piensa, se habla de los programas, se habla de lo que hacemos, se habla de lo que queremos hacer.

Desde hace 15 años nos estamos machacando nosotros mismos en nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Yo creo que esa es la única forma de crecer. Y además todo eso lo hacemos en vivo y en directo. La radio se hace y se practica y se va corrigiendo y cambiando en la medida que se va haciendo.

Rating People: 1   Average Rating:     
Comment List:


Post your comment

Your Name:  Required
Your Mail:       Your email will not be published.
Your Site:    

max. 800 characters


Posts are reviewed before publication, typically the next business morning. Radio World encourages multiple viewpoints, though a post will be blocked if it contains abusive language, or is repetitive or spam. Thank you for commenting!